Archivo para Oracion

Devocional 25/10/2012 – La llenura del Espíritu

Posted in Devocionales, Reflexiones with tags , , , on octubre 25, 2012 by elcaminoangosto

Hechos 4:31

“Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios”

Aquella primera Iglesia de Jerusalén era una iglesia de oración. Era una iglesia que enfrentaba muchas dificultades y persecusión, pero era una iglesia de oración.

¿Qué pedían estos hermanos en sus oraciones? Veamos la respuesta en el versículo 29 de este capítulo:

“concede a tus siervos que con denuedo hablen tu palabra…”

¿Se parece esto a nuestras oraciones? ¿No están nuestras oraciones llenas de peticiones relacionadas con el bienestar y la comodidad en este mundo?

La diferencia en la calidad de las oraciones la hace la llenura del Espíritu Santo y es un mandamiento del Señor buscar la llenura del Espíritu Santo (Efesios 5.18). Sin la llenura del Espíritu toda nuestra labor será infructuosa, desde nuestras rutinas de devoción hasta nuestros esfuerzos por servir a Dios.

La labor que se encomendó a la iglesia, es decir, a todos los creyentes es una labor que no podemos cumplir en nuestras fuerzas ni confiando en nuestras capacidades.

Si no actuamos en dependencia de Cristo y de Su Santo Espíritu, nuestros proyectos fracasarán y aún aquellos que parecieran ser exitosos, no pasarán el exámen si cuidadosamente los analizamos desde una perspectiva bíblica.

Jamás podremos lograr cumplir con lo que se espera de nosotros, si prescindimos de la llenura del Espíritu Santo. Nuestra labor como cónyuges, padres, jefes de hogar, compañeros y vecinos y sobre todo nuestra labor como portadores del Evangelio, puede ser realizada únicamente si estamos buscando la llenura del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo fue prometido y habita en todo creyente (Efesios 1.13), a la vez el Señor nos dice que debemos pedirlo! (Lucas 11.13) y finalmente el apóstol Pablo nos manda a buscar ser llenos de Él (Efesos 5.18).

¿Cómo se busca esta llenura, cómo se obtiene?

Dios mismo ha determinado los medios para que obtengamos esta necesaria bendición y a esto es lo que llamamos los “medios de gracia”, de los cuales los principales son: La oración y la Palabra de Dios y esto se realiza tanto de manera pública con el pueblo de Dios como de forma secreta en la devoción personal diaria.

¿Ves poco avance en tu caminar cristiano? ¿Enfrentas luchas y eres vencido con frecuencia? ¿Es tu testimonio ineficaz? ¿Está tu servicio a Dios carente de gozo y de entusiasmo? Esto es porque careces de la llenura del Espíritu de Dios.

En el pasaje bíblico inicial podemos notar lo que la llenura del Espíritu Santo provocó en aquellos hermanos: predicaron con denuedo la Palabra de Dios. No creamos las falsas pretensiones de los que asocian la llenura del Espíritu con manifestaciones extrañas y experiencias místicas. La llenura del Espíritu no tiene nada que ver con eso. De lo que se trata es de tener denuedo al testificar de Jesucristo.

La palabra “denuedo” significa varias cosas: libertad, valentía, intrepidez. Esto indica que no solamente hablaremos la palabra de Dios, sino que podremos hacerlo con convicción, con pasión, y entonces nuestras palabras llevarán bendición a los que nos escuchan.

Clamemos con fervor a Dios para que seamos llenos del Espíritu Santo y usemos los medios que Él ha provisto para lograrlo para que lleguemos a dar frutos visibles y notorios del amor que profesamos a nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Amén
alj

La Oración

Posted in Reflexiones with tags , on julio 6, 2009 by elcaminoangosto

John Bunyan - 1628-1688

La oración es una ordenanza de Dios para uso tanto público como privado: más aun, es una ordenanza que pone a los que tienen el espíritu de súplica en estrecha relación con Él; y es asimismo de efectos tan notables que alcanza de Dios grandes cosas, tanto para la persona que ora como para aquellos por quienes ora. Abre, por así decirlo, el corazón de Dios, y por medio de ella, el alma, aun estando vacía, se llena. Por la oración, el cristiano puede, también, abrir su corazón a Dios como lo haría con un amigo, y obtener de Él un renovado testimonio de Su amistad. Muchas palabras podría emplear aquí para establecer la diferencia entre los dones y las gracias de la oración; pero, dejando aparte este método, por esta vez he de ocuparme solamente en mostraros el alma de la oración, sin la cual toda elevación de manos, de ojos, o de voces, carecería totalmente de propósito.

Tomado del libro “La Oracion” escrito por el predicador bautista inglés, John Bunyan.

“Orar es derramar de modo sincero, consciente y afectuoso el corazón o alma ante Dios, por medio de Cristo, en el poder y ayuda del Espíritu Santo, buscando las cosas que Dios ha prometido, o que son conforme a su Palabra, para el bien de la Iglesia, con fiel sumisión a Su voluntad.”

Les invito a leer el librito completo La ORACION, el cual está disponible por cortesía de la Biblioteca de la Iglesia Presbiteriana Reformada

A %d blogueros les gusta esto: