Archivo para Evangelismo

Un sermón evangelístico

Posted in Reflexiones with tags , on septiembre 25, 2014 by elcaminoangosto

Devocional Virtual – 19 Sept. 2013 – Isaías 33:14

Posted in Devocionales with tags , , on septiembre 19, 2013 by elcaminoangosto

biblia

Los pecadores se asombraron en Sion, espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas? – Isaías 33:14

Sión es el nombre de una fortaleza que conquistó el rey David cuando venció a los jebuseos de Jerusalén (Jebús era el nombre de Jerusalén). Por extensión el nombre Sión se usa para designar a Jerusalén.

El significado espiritual de Jerusalén (Sión) es la Iglesia (Hebreos 12.22). La iglesia es también la columna y baluarte de la verdad (I Tim. 3.15) y entonces debe cumplir el propósito de Dios proclamando la verdad del Evangelio para que los pecadores sean confrontados con respecto a lo que creen y cómo viven.

Sin embargo, tenemos que reconocer que hoy en día muchas iglesias se han vuelto lugares confortables para los pecadores impenitentes. Las personas se unen a las iglesias y siguen viviendo en pecado sin sentirse incómodos. Siguen hablando como hablaban, sus costumbres no han sufrido ningún cambio radical, participan básicamente de lo mismo que el mundo participa solo que en algunos casos se ha procurado mejorar la apariencia como quien pinta el exterior de una casa en ruinas con una delgada capa pintura, (una delgada capa de religión).

La iglesia no fue llamada para acomodarse al mundo, todo lo contrario, fue llamada para ser un ejemplo de santidad en palabra y en conducta de tal modo que los hombres lleguen a entender cuán Santo es el Dios al que adoramos los cristianos y se vean necesitados de salvación.

Este pasaje del profeta Isaías identifica a Dios con el fuego consumidor y con las llamas eternas y los pecadores deberían reaccionar con asombro cuando van a una iglesia y son expuestos a la predicación fiel de la Palabra de Dios, en el poder del Espíritu Santo y observar a una comunidad de creyentes cuyas vidas reflejan santidad. Pero cuando no hay santidad, los hipócritas nunca podrán ser sobrecogidos por ese espanto del cual habla Isaías, y será más fácil que sigan engañándose a sí mismos pensando que no son tan malos.

El profeta Isaías responde a la pregunta que plantearon esos pecadores:  “¿quién de nosotros?”, y lo hace presentándoles la ley del Señor. Veamos lo que dice: “El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras. Tus ojos verán al Rey en su hermosura”Isaías 33:15-17

Podemos comprobar aquí la utilidad de la ley de Dios que está destinada a producir en el hombre convicción de pecado y despertar su conciencia de la urgencia de salvación. La ley no salvará a nadie, pero le mostrará al pecador cuán urgentemente necesita al Salvador.

Cuando se predica correctamente el Evangelio, los pecadores serán enfrentados con la sublime santidad de Dios y se verán a sí mismos muy lejos de Dios y NO será sino hasta que eso suceda que la Buena Nueva de salvación comenzará a tener sentido.

Si no has reconocido que caminas en injusticia, si no has reconocido que tus palabras no son limpias y rectas, si no has reconocido que tu corazón es codicioso y que has cedido ante propuestas deshonestas, que no cerraste tus ojos para no ver cosas malas, sino que más bien buscabas la oportunidad de satisfacer tu lujuria mirando, entonces no sentirás ninguna necesidad de salvación y mucho menos anhelarás ver al Rey en su hermosura, como dice el texto.

¡Cuánto necesitamos que los cristianos hablen la verdad de Dios y vivan conforme a esta verdad! – Ruego a Dios que No caigamos en la trampa de las iglesias que hacen pensar a los incrédulos que no tienen que dejar nada, que lo importante es que asistan a las reuniones y actividades.

Pero también ruego que NO caigamos en la otra trampa de hacer pensar a los incrédulos que para ser cristianos lo que se necesita es dejar ciertos vicios y pecados y procurar “portarse bien”. ¡Eso tampoco es cristianismo!

Lo que se necesita para que alguien sea convertido es que llegue a ser consciente de cuán lejos está de lo que Dios pide y cuán incapaz es por sí mismo de satisfacer las altas demandas de la ley divina.

Cuando por acción del Espíritu Santo el pecador llega a este estado de convicción, entonces el Evangelio le ofrece la más preciosa y sublime salida a su situación de perdición: ¡Dios promete perdonar a todo el que se arrepienta y ponga su completa confianza en Su HIJO Jesucristo y en la eficacia del sacrificio que Él realizó!

Si no tienes intención de abandonar la mundanalidad y el pecado, no habrá lugar para ti en el lugar santo de Dios, pero si con corazón sincero clamas por salvación, Jesucristo te limpiará por la virtud de su sangre que derramó en la Cruz y podrás habitar con el Dios Santo y disfrutar de su gloriosa presencia para siempre. Amén.

Pastor Alexander León

DIOS ESCUCHA A LOS QUE LE INVOCAN…

Posted in Devocionales, Reflexiones, Tratados with tags , , , , , on marzo 6, 2013 by elcaminoangosto

biblia

Salmos 145:18
“Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras.”

La palabra “Invocar” significa: Demandar ayuda mediante una súplica vehemente.

Es posible que percibamos la acción de “demandar” con un sentido de exigencia o reclamo, pero no necesariamente es así, se puede hacer una demanda por medio de una súplica. No es cualquier súplica la que está incluida en la invocación a la que se refiere este Salmo, sino una súplica vehemente, es decir, insistente, con ardor, con pasión, con fuerza y creo que esta es la razón por la cual el salmista consideró apropiado aclarar que la promesa divina de cercanía es para aquellos que “…le invocan de veras”.

No entender lo que es invocar el nombre del Señor ha llevado a muchas personas al engaño y a la decepción. Muchas han escuchado este mensaje de que la salvación está prometida a todo aquel que “invoque el nombre del Señor” (Joel 2.32, Romanos 10.13), pero no se les ha explicado claramente qué es invocar el nombre del Señor y cómo es que el pecador puede llegar a invocarlo “de veras”.

Pedir auxilio en el momento de los problemas, eso lo puede hacer todo el mundo. Acordarse de Dios cuando hay dificultades y tratarlo como un “apaga incendios” y solucionador de problemas, eso lo hacen miles de persona, pero eso no significa que le están invocando “de veras”.

Es preciso que reconozcamos que el ser humano no tiene la capacidad en sí mismo para invocar el nombre del Señor de veras, para que no caigamos en el error de pensar que hay muchos que están buscando a Dios de diversas maneras.

El maestro bíblico R.C. Sproul explica que solemos caer en este error de pensar que la gente está buscando a Dios porque los vemos procurando llenar un vacío que nosotros sabemos que solo Dios puede llenar, y pensamos que están buscando a Dios. Pero en realidad, lo que muchos de ellos buscan es lo que piensan que Dios puede darles. Ellos buscan favores de parte de Dios, pero no buscan a Dios mismo.

La Biblia es clara al enseñarnos que ningún ser humano anda buscando a Dios (Romanos 3.10). Más bien, ¡el ser humano está continuamente escondiéndose de Dios! El día en que Adán y Eva pecaron eso fue lo que hicieron, esconderse, y eso es lo que hemos hecho todos, intentar escondernos de Su presencia.

El hombre busca calmar su conciencia, porque esta le acusa con alguna frecuencia y entonces, está dispuesto a practicar un poco de religión que le alivie y le proporcione algún sentido de espiritualidad, pero la verdad es que nadie, en su estado natural, está buscando una verdadera comunión con Dios.

Aquellos a los cuales Dios redime por Su gracia, son despertados del sueño de muerte por el poder del Espíritu Santo, a través de la Palabra de Dios, y son esos los que invocan el nombre de Dios de veras. Tales personas, que han tenido convicción de pecado, que han reconocido su miseria espiritual en que estaban y han implorado con vehemencia la salvación, y que han reconocido que esta salvación únicamente es posible por Cristo y en Cristo… son esos los que invocan a Dios de veras y son escuchados.

De este tipo de personas ha dicho Dios: “Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré, lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación” (Salmos 91:15-16).

¿Has invocado el nombre del Señor de veras? ¿Lo invocas diariamente de veras? Si es así, toma consuelo en estas palabras, porque Él ha prometido y cumplirá. ¡Él es fiel! nos librará y nos mostrará la grandeza de Su salvación! Amén.

Pastor Alexander León

ES PEOR (Y MEJOR) DE LO QUE USTED PIENSA…

Posted in Alertas, Reflexiones with tags , , on febrero 28, 2013 by elcaminoangosto

screamHe solicitado permiso al pastor Jim Savastio para traducir un breve artículo que publicó en e el blog Reformed Baptist Fellowship, porque considero que para nosotros en los países hispanos será igual de provechosa la exhortación que para nuestros hermanos en Estados Unidos.

Pido al Señor que nos de cordura en la toma de decisiones y que por sobre todas las cosas nuestro anhelo sea ser fieles a Cristo en todo lo que hacemos y cómo lo hacemos.

—————————————–

Hemos oído mucho en los años recientes con respecto a los obstáculos que enfrentamos para alcanzar a nuestra generación: “Deseamos alcanzar a una generación que fue criada en un ambiente post-moderno, donde los antiguos valores e ideas ya no tienen significado. No podemos presentar las cosas como lo solíamos hacer o asumir cierta base común como antes. Esta nueva generación desconfía de la religión, no aprecia la autoridad, tiene prejuicios evolucionistas y es bíblicamente ignorante.”

Diferentes remedios se han sugerido para alcanzar a esta generación. Se nos,  dice que tenemos que ser post-modernos en nuestra forma de abordar esta generación. Otros dicen que tenemos que abrazar la cultura para ser más relevantes y poder influenciarla. Tenemos entonces que ver películas y programas de televisión; buscar una base común por medio de la música, etc. Otros han dicho que tenemos que transformar la forma en que “se hace iglesia”.

Aunque estoy exagerando en esto que diré, podría pensarse que el obstáculo más grande que enfrenta el Evangelio es una corbata, un piano y un himnario.

Pero sabemos que el problema es mucho peor que eso. El problema no se puede resolver tomando más cerveza, viendo más películas de clasificación R, pasando más horas frente a esos programas de televisión perversos, abriendo nuestros cuellos y soltando los botones de nuestras camisas, poniendo “piercings” en nuestras orejas, tatuándonos, tocando guitarra eléctrica o poniendo una batería en la iglesia. Los obstáculos no pueden superarse convirtiendo la adoración a Dios en un club nocturno y usando lenguaje vulgar para contar historias bíblicas.

Como ven, el problema es mucho peor que el post-modernismo. El problema no se trata de la educación liberal o el estilo de entretenimiento de  nustro prójimo. El problema está en su alma. Nuestro prójimo está muerto en delitos y pecados. Es enemigo de Dios. No puede sujetarse a la ley de Dios y de hecho ¡tampoco puede! No importa cuánto me afane por presentar el evangelio (con claridad, persuasión, pasión y amorosamente); para él será o bien una locura o una piedra de tropiezo. Si está muerto, una nueva música, una presentación de power-point y mostrarle video-clips de los últimos éxitos de Hollywood no va a funcionar.

Necesitamos recordar que el Evangelio ha llegado a otras culturas en las cuales los obstáculos externos fueron de verdad muy grandes si no mayores. ¿Qué pasaría si nuestro prójimo fuera no solo un educado universitario, seguidor de Oprah, adicto a la pornografía, hedonista post-moderno… si no, un ciudadano de una ciudad construida alrededor de la adoración de una diosa, o el centro de la inmoralidad. Digamos que es un homosexual que participa de los sacrificios a los ídolos y de las fiestas que hacen los prostitutos en el Templo? ¿Qué si no sabe nada de la Biblia y jamás ha escuchado el nombre de Jesús? ¿De qué forma se podría alcanzar a alguien así?

O digamos que nuestros vecinos son el producto de años de apostasía de la verdadera religión y dados a un frío legalismo y auto-justificación? Todo esto suena muy desesperanzado, ¿no es así? ¡Parece que tendríamos grandes obstáculos que vencer!

Pero fue justamente en tales circunstancias que el Evangelio vino con poder. Congregaciones se levantaron  y progresaron en Éfeso, Corinto y Jerusalén.

Las viejas ideas de predicar el Evangelio, con el sólido fundamento de una vida santa (que se procura en el temor de Dios), iglesias con amor de Cristo, y misericordiosa benevolencia hacia el perdido, pueden parecer inefectivos y anticuados métodos a la luz de muchas nuevas ideas que se promueven hoy. Sin embargo, Dios ha usado la fiel predicación del Evangelio en el pasado, en el poder de la Palabra y del Espíritu para alcanzar a los perdidos, y estoy seguro que Él bendecirá esos mismos esfuerzos en el futuro.

Jim Savastio, Pastor

Reformed Baptist Church of Louisville

 

¿COMO BUSCAR Y ENCONTRAR A DIOS?

Posted in Devocionales, Tratados with tags , , , on febrero 20, 2013 by elcaminoangosto

spanish-seek-and-find

Título original: How to Seek and Find the Lord
Dr. Peter Masters

Este folleto es para personas que quieren encontrar a Dios. El autor muestra que encontrar a Dios no es un asunto vago, ya que existe una manera definida para la salvación provista por Dios y revelada en la Biblia. Responder a este mensaje (y a este mensaje solamente) lleva a la conversión, que es un cambio dentro de nosotros que nos trae a conocer al Dios viviente y a relacionarnos con Él.

La respuesta que debemos tener es creer. ¿Pero, qué es exactamente creer? Partiendo de la enseñanza del rey Salomón en el libro de Proverbios, este folleto muestra qué tipo de fe nos llevará a encontrar a Dios.

El libro es muy útil como material evangelístico y puede ser adquirido —> AQUI. <—-

Si desea escuchar el audio de este librito, presione —-> AQUI <—–

¿CONOCES EL EVANGELIO?

Posted in Reflexiones, Tratados with tags , , on septiembre 10, 2012 by elcaminoangosto

 

Imagen

 

Jesucristo comenzó su ministerio en esta tierra con estas palabras: “…El Tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio.” (Evangelio según San Marcos 1:15)

Es urgentemente necesario entender las condiciones e implicaciones de este breve texto bíblico.

La primera parte del versículo afirma que con la venida de Jesucristo, el reino de Dios se acercó y comenzó su establecimiento en este mundo. Por muchos siglos, la humanidad había sido dejada en la ignorancia y todos los pueblos se desviaron en sus diversas religiones, apartándose más y más de la Verdad; y el pueblo judío, con el cual Dios por su misericordia se acercó para hacer un Pacto con ellos, también se mostró infiel, de manera que solo unos pocos estaban anhelando al Mesías prometido. Entonces Dios, que les había hablado en el pasado, muchas veces y de muchas maneras por medio de los profetas, en la consumación del tiempo, envió a Su propio HIJO, al Verbo eterno y habló por medio de Él. (Hebreos 1:1-2)

Así que, los últimos tiempos comenzaron con el ministerio de Jesucristo y desde entonces sus seguidores han propagado sus enseñanzas por todo el planeta, anunciando que Cristo es el Rey  y Señor y que debemos someternos a su Reino.

Sin embargo, los apóstoles también profetizaron que el evangelio sería tergiversado y manchado por apóstatas, lo cual ocurrió desde los primeros siglos de nuestra era y es por esta razón, por la cual muchísimos de los que profesan ser cristianos, ni siquiera conocen de qué se trata el Evangelio. Pero Dios siempre ha preservado un remanente, que se ha mantenido fiel a las enseñazas bíblicas, porque Cristo prometió que ni las puertas del infierno podrían prevalecer contra la iglesia que Él edificaría.

La palabra Evangelio (griego euangelion) significa “buenas noticias” y era usada en el mundo antiguo por los heraldos que se adelantaban al ejército vencedor para anunciar al pueblo que la guerra había sido ganada.

El apóstol Pablo resume el Evangelio en la declaración de que Cristo murió por nuestros pecados, que fue sepultado y que resucitó al tercer día. (I Corintios 15.3-4), pero ¿en qué sentido esto es una buena noticia?

Estos datos no pueden ser apreciados como una buena noticia, mientras el individuo no se percate de cuál es su situación ante Dios y cuán urgentemente necesita la salvación.

Las personas no se consideran a sí mismos enemigos de Dios y no sienten que vivan en guerra con Dios. Pero la Biblia afirma que Dios ve a los hombres como sus enemigos y que está en guerra con nosotros por causa de nuestro pecado.

Esto es lo que dice la Biblia:

“Los insensatos no estarán delante de tus ojos; aborreces a todos los que hacen iniquidad” (Salmos 5.5)

“Dios es juez justo, y Un Dios que se indigna cada día contra el impío” (Salmos 7.11)

“Dios ha mirado desde los cielos para ver si hay alguno que entienda, alguno que busque a Dios, todos se han desviado, a una se han corrompido, no hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno” (Salmos 53:2-3)

No solo los ateos están en guerra con Dios, todos nos hemos desviado del camino recto, unos de una manera y otros de otra.

En Edén, Dios expulsó a Adán y Eva de su presencia por causa de una sola desobediencia y puso querubines para impedirles el acceso al árbol de la vida y una espada encendida que se revolvía para intimidarles (Génesis 3:24). Desde ese momento toda la raza humana vive en enemistad con Dios. Nuestros primeros padres fueron expulsados por un solo pecado y nosotros hemos pecado miles de veces, agravando nuestro merecido castigo.

Cuando llegamos a reconocer esta realidad y la miseria espiritual en la que todo hombre se encuentra, el Evangelio comienza a tener sentido.

¡La buena noticia es que hay perdón para el pecador que se arrepiente y confía en Jesús!

Pero, mientras la persona no sea consciente de la culpa de su pecado y mientras su conciencia no sea despertada para percibir la grave situación en la que se encuentra, el Evangelio seguirá siendo incomprensible. Y esta es una labor que únicamente el Espíritu Santo puede realizar.

La Biblia dice que todos nosotros éramos enemigos pero Dios ha reconciliado a los creyentes por medio de la muerte de Su HIJO. (Romanos 5.10)

Jesucristo, al morir, experimentó no solo un dolor físico indescriptible, sino que Dios el Padre descargó en él, todo el peso del castigo que merecían muchos pecadores y esta fue la pena que lo hizo gritar en la Cruz “¿por qué me has abandonado?” Dios lo trató a él como al peor de los pecadores. Sin embargo, una vez que Él realizó esta misión, habiendo vencido toda su vida contra el pecado, venció también sobre la muerte y fue exaltado al la diestra del Padre. Desde allí, volverá un día para juzgar a los vivos y a los muertos y entonces su reino será consumado.

Esta verdad se incluye en los credos de muchas iglesias, pero no parece haber afectado la vida de sus adeptos. Deberíamos preguntarnos ¿por qué? – Solamente la predicación del Evangelio en el poder del Espíritu Santo puede llevar a los pecadores a reconocer a Jesús como Señor. (I Corintios 12.3)

La victoria de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte es la mejor noticia para todo aquel que atienda el llamado al arrepentimiento.

Si estás dispuesto a dejar tu propio camino y rendir tu vida al Señor Jesucristo, recibirás perdón y serás limpiado de todos tus pecados. ¿Quieres conocer más de este Evangelio? Si es así, te invito a escuchar exposiones bíblicas del Evangelio bíblico en la Iglesia Bautista Reformada en Los Lagos de Heredia, Costa Rica. http://fereformada.org

 

EVANGELISMO -4-

Posted in Reflexiones with tags , on marzo 9, 2011 by elcaminoangosto

Esta debía ir antes de la última sesión de Evangelismo

A %d blogueros les gusta esto: