Archivo para carismaticos

Los auto-nombramientos pastorales

Posted in Alertas, Reflexiones with tags , , , on marzo 9, 2016 by elcaminoangosto

falsos maestros

(La imagen representa a los falsos predicadores que se aprovechande los miembros engañados de sus iglesias)

Por Conrad Mbewe (traducido con permiso por Alexander León)

Artículo original  >>>>>> AQUI <<<<<

Es un hecho bien conocido que los gobiernos de los países Africanos han decidido que ya es suficiente y se están moviendo para detener la podredumbre que afecta a la mayoría de iglesias carismáticas. El hedor ya no puede ser ignorado. Esto ha sucedido ya en Kenya bajo el Presidente Uhuru Kenyatta. Sudáfrica y Zambia también están preparando legislación al respecto. No pasará mucho tiempo antes de que otras naciones Africanas también lo hagan.

¿Por qué están los gobiernos nacionales haciendo esto? Porque los ciudadanos han sido violados y defraudados financieramente por líderes religiosos con impunidad y ya no se puede ignorar el asunto. Tristemente, esto también ha ocurrido porque han notado con desilusión que la iglesia no está haciendo nada para detener esta tendencia.

Tengo mis oídos pegados al suelo. Después de todo, vivo en África. Escucho a la iglesia quejarse por esta intervención de los gobiernos. Se dice que esta es una forma de persecución de parte del Estado motivada por denuncias expresadas por la iglesia con respecto a injusticias que el Estado ha cometido.

En parte eso es cierto. Sin embargo, la pregunta todavía necesita una respuesta. ¿Qué está haciendo la iglesia – en especial la iglesia carismática – para detener la podredumbre que se da en su seno? Tengo mis oídos en el suelo y puedo decir con seguridad que muy poco se está haciendo. Esto es muy triste.

¿No es obvio que la fuente de está produciendo este flujo de impostores radica en el fallo de los círculos carismáticos para regular quién debería ser pastor? Los Pastores están ordenándose a sí mismos y confiriéndose títulos como “apóstol” o “profeta”. Cualquiera puede poner un rótulo, “Iglesia de Señales y milagros Internacional del Profeta John Banda”, y listo… ¡Una nueva iglesia se ha formado!

¿No está mal esto?

Piensen en esto por un momento. Para ser presidente de un país, se debe pertenecer a un partido político. Para estar nominado en las elecciones nacionales, se requiere un cierto número de personas que respalden y paguen cierta cantidad de dinero. También tiene que pasar por un estricto escrutinio para asegurar que su carácter es impecable. Luego se puede presentar como candidato. Si pierde, no puede ser presidente. Si contraviene la ley puede ser llamado a cuentas por su partido y denunciado y sentenciado en una corte legal.

Para ser médico o arquitecto o abogado se debe ir a la escuela en su campo por lo menos 4 o 5 años. Luego sigue el internado o práctica profesional bajo un individuo de su carrera. Se necesita rendir exámenes para adquirir la licencia y poder ejercer. Si el mentor no lo recomienda o si falla en los exámenes no se le permitirá ejercer la práctica de su profesión. Si se le encuentra culpable de una conducta grave la licencia puede ser revocada.

¿Por qué los presidentes, médicos, arquitectos y abogados deben sujetarse a estas medidas restrictivas? Porque muchas vidas humanas podrían destruirse si se tiene el carácter incorrecto en tales prácticas. El presidente tiene al ejército y a la policía a su disposición. Imagínese lo que puede hacer si tiene el carácter incorrecto. Los doctores cuidan nuestra vida, los arquitectos diseñan nuestras viviendas y los abogados protegen nuestras libertades. Pueden arruinarnos si son charlatanes.

Miremos ahora a los pastores que velan por el bien eterno de nuestras almas. ¿Qué se requiere para ser pastor, especialmente en las iglesias carismáticas? ¡Nada! No tiene que ir a la escuela. No hay mentoría oficial. No hay exámenes. Lo único que se necesita es un poco de elocuencia y un poco de apariencia. Si tiene acento Americano o Nigeriano eso sería un plus.

Entonces, tenemos individuos que han sido un completo fracaso en todas las áreas de la vida que ahora se ganan la vida como pastores carismáticos. Algunos han dejado mujeres embarazadas fuera del matrimonio incluso antes de volverse líderes religiosos. Ya han fallado moralmente y están en los púlpitos enseñándonos cómo vivir.

¿Cómo se las agencian estos charlatanes para escapar del colador habiendo tenido un pasado así? Simplemente por afirmar que Dios les ha hablado a ellos y les ha autorizado para hacer lo que hacen. En los círculos carismáticos esa pretensión sella las bocas de cualquiera que intente prevenir que un carácter innoble tome un cargo como pastor de iglesia. ¿Quién es usted para impedir lo que Dios está haciendo en la vida de su ungido?

La única manera en la cual podemos detener esta inundación de hombres malos e impostores que ocupan los púlpitos es volviendo a la Biblia. ¿Qué dice la Biblia? Por ejemplo, ¿cómo fue que el apóstol Pablo llegó a ser un líder reconocido en la iglesia? Dios le habló camino a Damasco, pero ¿fue eso todo? ¡No!, Pablo mismo dice que él debía presentar sus credenciales a los líderes de la iglesia para que ellos le dieran la mano derecha de compañerismo como un ministro del Evangelio. (vean Gálatas 2.1-9)

¿Cómo ha sido a través de la historia? Exactamente de la misma manera. Los pastores no se asignan a sí mismos. Deben ser entrenados bajo tutores reconocidos. Deben rendir exámenes estrictos en materia de doctrina. Deben ser examinados en su carácter. Únicamente cuando han pasado por todo esto se les permite tomar “los sagrados votos”. Todo esto se hacía para preservar las almas de las personas que ellos tenían que supervisar. Al afirmar que Dios aun nos habla individualmente aparte de la Escritura, hemos desechado todo esto y ahora charlatanes son los que están al frente de las iglesias. Hemos desechado los medios para evaluarlos.

La manera en que se entra también determina la manera en que se sale. Si otros son los que designan a un pastor, cuando él hace locuras, ellos mismos son los que pueden destituirlo. Pero si un pastor se puso a sí mismo, la iglesia se vuelve en su propiedad personal. El pastor no rinde cuentas a nadie. Es intocable. Puede cometer adulterio y hasta divorciarse de su legítima esposa para volver a casarse con una jovencita de 16 que admira en la banda y sigue permaneciendo como el profeta de la iglesia. ¿Quién se atrevería a expulsarlo? Este pastor le diría que si usted no lo quiere a él como pastor, el que tiene que irse es usted. ¡Esta es la iglesia de él!

Aceptémoslo. Hemos fallados en abordar este problema. Si el estado no interviene, este monstruo consumirá lo poco que queda de la reputación de la iglesia como un lugar seguro. No sirve de nada lamentar que el gobierno ha incursionado en la jurisdicción de la iglesia si nosotros mismos quienes somos la iglesia no estamos tratando con este apestoso elefante que está en la habitación. Los Magistrados y los jueces están cansados de escuchar casos de abusos sexuales y de fraudes financieros causados por los apóstoles y profetas, a los cuales no podemos confrontar porque no podemos atrevernos a “tocar al ungido del Señor”.

Todo ser humano debe rendir cuentas tanto a Dios en el cielo como a sus semejantes en la tierra. Los auto-nombramientos de pastores deben parar. Si la iglesia no regula a quién se le permite aspirar a ser pastor, entonces que el estado lo haga. Por amor del Señor, alguien tiene que hacer algo antes que la iglesia se vuelva el hazmerreír en la tierra y en el infierno.

 

 

El Sacerdocio de todos los creyentes

Posted in Alertas with tags , , on septiembre 5, 2014 by elcaminoangosto

[Este artículo es muy relevante para los evangélicos de América Latina. Solo deben cambiar África por América Latina y la religión africana tradicional por las religiones indígenas y el chamanismo.]

Artículo traducido con permiso por Alexander León J. (alexander.leon@fereformada.org)

 

El sacerdocio de todos los creyentes y su relevancia para África hoy.

(Conrad Mbewe – A letter from Kabwata)

En una publicación previa, argumenté que el punto de vista popular y moderno entre los círculos carismáticos es simplemente otra forma del punto de vista tradicional para el médico brujo de la aldea. Se trata de la religión tradicional africana en su máximo esplendor que ha regresado vestida con un delgado barniz de versos bíblicos utilizados para decir cosas que el Espíritu Santo nunca tuvo la intención de decir cuando inspiró a los escritores bíblicos.

En esta publicación, estoy respondiendo a la pregunta: ¿Cómo podemos eliminar este punto de vista no bíblico y expulsar la religión africana tradicional de la iglesia en África? ¿Cómo podemos restaurar el verdadero cristianismo en la iglesia africana? Me parece que esto ocurrirá solo cuando restauremos la enseñanza del Nuevo Testamento con respecto a al sacerdocio de todos los creyentes en el lugar que alguna vez lo puso el protestantismo.

El sacerdocio de todos los creyentes en la historia.

“El sacerdocio de todos los creyentes” es una enseñanza que fue popularizada particularmente por Martín Lutero, el gran reformador del siglo 16. Antes de la reforma en la iglesia, por la cual él es conocido, había una gran división entre el clero (a los cuales se llamaba “sacerdotes”) y los laicos (los miembros ordinarios de la iglesia).

Los sacerdotes eran personas especialmente entrenados, los cuales se suponía que tenían un trato especial con Dios. Solamente ellos podían realizar la Misa (una forma no bíblica de celebrar la Cena del Señor), el bautismo, las bodas, y hasta las oraciones en favor del pueblo de Dios. Ellos eran mediadores para el perdón también, de manera que el pueblo de Dios venía a ellos para confesar sus pecados con tal de recibir el perdón de Dios. Por la mediación de ellos, el pueblo de Dios podía gestionar que sus seres queridos estuvieran menos tiempo en el purgatorio (una forma no bíblica de infierno).

De esta manera, los laicos quedaban en total dependencia de los sacerdotes en la iglesia, para todo… hasta que Martín Lutero apareció. Él mostró que de acuerdo con la Biblia, todos los cristianos tienen el mismo acceso a Dios por medio de la oración, a través de la obra mediadora y única de Cristo. “Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (I Timoteo 2:5). Por medio de la muerte de Cristo, él ha pagado por todos los pecados de su pueblo y Dios acepta a los cristianos únicamente en base a los méritos de Cristo. Los cristianos no necesitan un mediador humano para recibir ninguna bendición de Dios – de ninguna clase!

Los resultados de la pérdida de esta enseñanza hoy en día.

Estas verdades bíblicas son lo que los cristianos del continente africano necesitan escuchar. Aquellos que pretenden que necesitamos ir a ellos para obtener liberación, o éxito en cualquier situación que estamos atravesando, son impostores, farsantes y estafadores. Ya no hay un altar al frente al cual usted deba ir para que oren por usted. Los hermanos y hermanas que se sientan a su lado en la iglesia – y usted mismo – tienen el mismo acceso a Dios que esos charlatanes que le llaman a pasar al frente.

Por haber perdido esta verdad del sacerdocio de todos los creyentes hemos creado una falsa clase de “hombres de Dios” dentro del Evangelicalismo. Pretendiendo tener poderes espirituales especiales (a lo cual le llaman “unción”), estos hombres están exprimiendo el dinero de su gente y abusando sexualmente de sus mujeres. Ellos usan trajes elegantes y costosos, conducen los autos más caros, y tienen propiedades que ni los más altos ejecutivos de las corporaciones sueñan tener. Ni siquiera acostumbran andar con sus propias Biblias. Como jefes, ellos tienen gente encargada para que hagan esto.

Cada fin de semana durante las conferencias, nos invitan a ir a ellos para obtener liberación y éxito. Al igual que Johan Tzetzel, en los días de Lutero, instaba a la gente a comprar sus indulgencias echando sus monedas en una caja y decía que en cuanto la moneda caía las almas de sus seres queridos serían liberadas del purgatorio, los “Tzetzels” de hoy prometen que su éxito socio-económico será mayor entre más dinero usted les dé. De esta manera, los pobres se hacen más pobres mientras les dan sus ganancias, y ellos se vuelven más ricos. Esto es un robo a plena luz del sol.

Indulgencia

Las dos últimas líneas de este poema alemán se leen así: “Tan pronto suene la moneda al caer en la caja, el alma al cielo tendrá franca entrada”

La gran diferencia entre los sacerdotes medievales y los “hombres de Dios” modernos es que aquellos prometían falsamente un cielo después de morir mientras que los de ahora prometen un cielo en la tierra mientras usted vive. Le invitan a sus reuniones para orar y que usted pueda casarse o recuperar al ser amado que le abandonó por otra persona. Dicen que usted obtendrá éxito y un mejor trabajo o una promoción. Le prometen que con sus oraciones usted será liberado de sus enfermedades persistentes o de la imposibilidad de concebir. Como depredadores van tras las almas y las billeteras de hombres y mujeres que son atraídos por medio de la codicia humana. Y miles están cayendo.

Todos tenemos acceso a Dios por medio de Cristo

En cambio el apóstol Pedro declaró a todos los cristianos “vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo… Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (I Pedro 2:5,9)

En otras palabras, si usted ha sido salvado del pecado, es decir, trasladado de las tinieblas a su luz admirable, usted es parte de un sacerdocio real que tiene acceso directo a Dios. Usted no necesita a nadie entre usted y Dios. No, usted puede ir a Dios y hablarle usted mismo. ¡Punto!

Cada cristiano es un sacerdote para Dios. Tiene acceso a Dios el Padre por medio de Jesucristo. La única barrera que cualquier cristiano tiene en términos de su acceso a Dios son sus propios pecados. Si usted vive en pecado el Señor no le va a escuchar. Leemos esto en Isaías “He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua.” (Isaías 59:1-3)

En este asunto, hay suficiente evidencia en los medios hoy en día de que estos “hombres de Dios” que dicen tener poderes para liberar a otros y orar por éxito en sus vidas, están tan metidos en pecado y en iniquidad como los Herodes de la Biblia. Mientras sus esposas están poniendo demandas de divorcio – nos damos cuenta que mientras ellos estaban imponiendo manos sobre gente inocente e incauta – y haciéndoles pagar por este “servicio” – sus esposas los han sorprendido con los pantalones abajo a puertas cerradas. En extremo enojo, estas mujeres están comenzando a decir “¡Ya Basta!” y sacando los esqueletos de sus armarios. ¡Estos “hombres de Dios” son tan corruptos como los sacerdotes católico-romanos en los días de Lutero! – ¡o tal vez peores!

 

La enseñanza carismática está produciendo el Caos

Posted in Reflexiones with tags , on julio 4, 2014 by elcaminoangosto

Pr. Conrad Mbewe (Puede leer el artículo original AQUI)

Traducido con permiso por Alexander León J

[Nota del traductor: Este es otro artículo que aunque fue escrito para africanos tiene mucho qué enseñarnos con respecto a la situación en América Latina]

El gobierno de Zambia está preocupado por los muchos casos de pastores que engañan a jovencitas, embarazan a mujeres miembros de sus iglesias, cometen fraudes con los fondos de la iglesia, causan la muerte de sus feligreses al aconsejarles que no tomen el tratamiento médico, etc. A su nivel, ellos están buscando tratar con este asunto porque se está saliendo de sus manos. Esperemos a ver qué sabiduría dará Dios al gobierno. Otros países como Botswana, han comenzado ya a actuar contra tales pastores (ver Noticia).

CharismaticChaosThumb

Sin embargo, como iglesia, hay un elefante en la habitación al cual parece que no podemos ver – Me refiero a que tal azote es casi exclusivo entre nuestros amigos carismáticos. Nótese que digo: “casi exclusivo”. Entonces, ¡no me disparen aún! Estoy de acuerdo en que alguna vez por ahí se escucha de algún pastor en otros círculos cristianos culpable de estas malas conductas. Sin embargo, por cada uno de ellos hay noventa y nueve pastores carismáticos causando desastres. ¿Soy el único que puede ver esta discrepancia en los números a ambos lados de la cerca?

En otros círculos de iglesias parece haber métodos de auto regulación que ayudan a expulsar rápidamente de entre el rebaño a estos lobos que vienen con piel de oveja. Se toman medidas disciplinarias y los individuos son expulsados sin dilación. Del otro lado de la cerca, en el amplio mundo carismático, los sistemas de auto-regulación parecen ser casi inexistentes. En parte, es porque el pastor y su esposa son normalmente los dueños del nombre de la iglesia y de las propiedades de la iglesia. Por esta razón, tienen la audacia de decir a aquellos que los señalan y denuncian por sus malas actuaciones que ellos son los que tienen que irse de la iglesia. O bien, si acaso son expulsados, simplemente cruzan la calle y comienzan otro Ministerio Internacional “de Esto y Aquello”. ¡Y el asunto sigue y sigue! ¿No es esta ridícula situación ocurriendo en frente de nuestras narices?

Me han dicho en muchas ocasiones que cuando yo meto a los chicos malos junto con los chicos buenos bajo la misma sombrilla de “los carismáticos”, estoy haciendo una injusticia para con los chicos buenos. Debería usar tal vez el término “predicadores del evangelio de prosperidad” o “predicadores de sanidades y riquezas” para referirme a los que son chicos malos.

Dos preocupaciones vitales

Hay dos asuntos que me preocupan aquí. Primero, ¿por qué razón es que casi todos estos herejes se nutren primero en círculos carismáticos hasta el momento en que se lanzan a la plataforma de los completos herejes? ¿No sugiere esto que hay algo intrínseco en la leche carismática, que una vez que la toman por una cierta cantidad de años, les lleva a abrazar puntos de vista heréticos? Solo lanzo la pregunta.

Por ejemplo, el punto de vista de que Dios aún nos habla aparte de la Biblia. Tome de esa leche por un cierto número de años y pronto estará atribuyendo a Dios esas voces internas que vienen a su naturaleza caída. Luego, está el asunto de “el hombre de Dios”, que está por encima de todos los demás en la iglesia. Repito, tome de esta leche por algún tiempo y antes de que se dé cuenta, usted deseará ser un “obispo”, “apóstol” o quién sabe qué otro título eclesiástico que se llegue concebir en esta fábrica de locuras. También evitarás rendir cuentas a otros ¡Usted eres el jefe!

Y ¿qué diremos con respecto al énfasis en los milagros, señales y maravillas? ¿Acaso no tiene sentido que si usted se alimenta de una dieta que le habla de prosperidad y salud llegue a querer demandar esto de los médicos brujos?

Ya la sangre de Cristo no fue derramada para aplacar la ira de Dios sino que se trata de rociar carros (para tener un viaje seguro), camas de hospital (para sanar), y billeteras (para tener más dinero). Esta es una consecuencia tan obvia que me asombro de que no podamos verla. La enseñanza carismática ha dado a luz todos estos heterodoxos e independientes hijos espirituales.

Esto no quiere decir que todos los que abrazan puntos de vista carismáticos llegarán al filo de ese precipicio. Yo tengo muchos amigos carismáticos a los cuales respeto y que procuran mantenerse lejos de ese precipicio. Muchos de ellos, por ejemplo, están muy preocupados por lo que ocurre en Nigeria y que está afectando a todo el continente. Sin embargo, sigo haciendo la pregunta: ¿Pueden ellos ver que su posición doctrinal tiene las semillas que llevan al desastre que estamos viendo? Esta pregunta debe contestarse con honestidad.

Segundo, estoy muy preocupado por el fallo de reconocidos líderes del Movimiento Carismático en el continente africano de tratar con este asunto que para mí es tan serio. A puertas cerradas, y con un volumen de voz que es solo superior a un susurro, ellos me aseguran que están preocupados y que están tratando el asunto. Pero nunca escucho sus voces unirse al coro creciente de protestas contra el caos que están causando los predicadores de la prosperidad.

Una similitud escalofriante.

Existe una escalofriante similitud entre este fenómeno y lo que está pasando en el Islam. Parece que a muchos les da miedo afirmar que el Islam es la causa de la violencia en el mundo. Ellos prefieren llamarles terroristas. Sin embargo, ¿por qué será que Al-Qaeda, el Talibán, Boko, Haram, Al Shabaab, etc. Están formados por personas de creencia islámica? ¿Será que hay algo en la enseñanza islámica que le hace pensar a estas personas que Allah los va a recompensar si imponen sus creencias religiosas por la fuerza de violencia a otras personas?

al-Shabaab_2376856b

Debemos notar también que tras puertas cerradas, los líderes islámicos están dispuestos a decirnos que ellos se oponen también a esos grupos de militantes terroristas. Ellos nos aseguran que el Islam es una religión pacífica. Pero no han terminado de decirnos tal cosa antes de que se escuche otro reporte de civiles que han sido bombardeados en algún lado y no escuchamos algún grito de condenación de sus labios. CNN, BBC, Aljazeera no emiten reportes citando alguna de esas denuncias por parte de tales líderes en contra de los responsables de la violencia.  Más bien, procuran guardar silencio.

Esta actitud tanto de los líderes carismáticos como de los islámicos – mientras el mundo arde en llamas – me hace recordar lo que mi difunto padre solía decir cuando uno se levantaba con alguna herida en los dedos de los pies o de las manos. Él solía decir, “fueron las ratas”. Cuando uno preguntaba cómo era posible que esto sucediera sin que sintiéramos dolor mientras nos mordían, él decía: “Las ratas te soplan la herida cada vez que te muerden para que no sientas el dolor y de esa manera, pueden comerte el dedo entero”.

Aunque la historia de las ratas que soplan no sea cierta, los líderes carismáticos y los musulmanes están cumpliendo esta historia en el mundo de los humanos. Sus palabras que nos aseguran que están tratando con el problema son como el soplido que calma nuestros nervios, mientras que los rebeldes de entre sus mismas filas están causando el terrible daño. Es hora que estos líderes admitan que sus enseñanzas tienen un error fundamental que nutre a estos peligrosos fanáticos religiosos.

 

¿POR QUÉ CRECE EL MOVIMIENTO CARISMATICO?

Posted in Alertas, Doctrina, Reflexiones with tags , , , on julio 22, 2013 by elcaminoangosto

¿Por qué el Movimiento Carismático está creciendo excesivamente en África?

Artículo del Pastor Conrad Mbewe

Traducido y adaptado por el Pr. Alexander León

(Las adiciones del traductor aparecen entre corchetes [])

charismascharismatic_chaos16
don-de-lenguas-2 godbotherers460x276 Worshippers

Muchas explicaciones se han dado para la explosión del movimiento carismático en África. Muchos la  han considerado como una visitación poderosa del Espíritu Santo. Aunque probablemente hay más de una razón, quisiera añadir mi propia observación  por si sirve de algo. En esta publicación de mi Blog no me refiero  a la vieja forma de Pentecostalismo que alguna vez fue representada por las iglesias Asambleas de Dios. Lo que tengo en mente es la forma extrema actual que está creciendo como los hongos debajo de cada arbusto y árbol aquí en África. ¿Cómo se puede explicar este fenómeno?

Creo que una de las razones por las cuales el movimiento carismático se ha extendido en África como un incendio forestal es porque no ha combatido la cosmovisión (visión del mundo) Africana sino que la ha adoptada.  Solamente ha sido bautizada con versículos Bíblicos y palabras cristianas que antes tenían un significado diferente.

La forma Africana de ver el mundo

Permítanme explicar a lo que me refiero. La cosmovisión Africana del mundo consiste de 4 estratos.

  1. Dios
  2. Ángeles y demonios
  3. Espíritus ancestrales
  4. Seres humanos

Esta es la razón por la cual los Africanos no se cuestionan la existencia de Dios, contrario a muchas personas  en el mundo occidental, sino que Dios está ahí. Él es el Creador y último Gobernador y Benefactor de todo el universo.

Pero en nuestra forma de ver el mundo, aunque Dios está ahí, está muy lejos. Entre Él y nosotros los humanos se interponen dos niveles en el mundo espiritual. Por un lado los ángeles y demonios (es decir los ángeles malos) y por otro lado – los espíritus de los que ya han partido – lo cual está más cerca de nosotros.  Solamente cuando se han superado estos dos niveles las bendiciones de Dios podrán alcanzarnos.

Aquí es cuando entran en juego los médicos brujos en las religiones tradicionales africanas. Ellos son quienes tienen el misterioso poder para incursionar en esos dos estratos. Ellos nos dicen lo que tenemos que hacer para aplacar los espíritus de nuestros ancestros. Además son ellos quienes tratan con los demonios por medio de sus trances nocturnos, danzas e incienso.

De esta manera, una persona que siempre está enferma, no puede conseguir empleo, no ha logrado casarse o tener hijos, o cuyo negocio está encontrando dificultades para surgir, etc. Simplemente tiene que ir donde el médico brujo que es el único que tiene la llave para entrar en el mundo espiritual.  A tal persona se le dirá que una persona muerta o algún espíritu malo es quien está frustrando su vida.

Algunas veces el enemigo es una persona viva. Sin embargo, la razón por la cual esa persona parece tener un poder misterioso sobre tu vida es porque ha podido penetrar esos dos niveles (ya sea espíritus ancestrales o espíritus malos) y tú no lo has hecho.  Con la ayuda de un médico brujo tú podrías vencerle en esos dos niveles y las bendiciones de Dios podrán de nuevo fluir hacia tu vida.

Sea cual sea el caso, el poder del médico-brujo no explica la verdad solo se trata de un frenesí irracional. Su fuerte arraigo en la mente popular reside en su temible misterio y en su capacidad para llevarte a un éxtasis y declararte liberado. Por supuesto, esto nunca es realizado como un acto de benevolencia. Debes pagar por sus servicios.

La Rendición del Movimiento Carismático

Mi intención no es ser grosero, pero lo que el moderno movimiento carismático ha hecho en África es simplemente tomar toda esta superestructura errónea de las religiones africanas con su [falsa] visión del mundo y las ha bautizado con algunos versículos bíblicos mal aplicados y con un lenguaje cristiano. La única diferencia es que los estratos de los ancestros muertos y los malos espíritus se han vuelto un revoltijo muy confuso. Por esta razón es que algo que no tiene sentido como el asunto de demonios que entran en los maridos y esposas  para destruir los matrimonios, se acepta sin cuestionamientos. Esta es la razón también por la cual la herejía de las maldiciones generacionales se ha vuelto tan popular. En nuestras mentes, la mala suerte se transmite desde el estrato de los ancestros muertos.

En los círculos carismáticos africanos, el “hombre de Dios” ha reemplazado al médico-brujo.  Es él quien ejerce el misterioso poder que le capacita para entrar en esos estratos impenetrables, en los cuales nosotros por ser simples mortales no podemos incursionar.  Entonces, cuando las bendiciones no fluyen  hacia nosotros a pesar de nuestras oraciones, acudimos a su oficina o a su iglesia por ayuda.  Esto explica las multitudes en esos círculos. La muchedumbre no está buscando a alguien que les explique cómo encontrar perdón de Dios. ¡No! Ellos quieren que el “hombre de Dios” ore por ellos.

Esto también explica el extraño significado que “hombres de Dios” tiene en las mentes de los devotos de estos círculos. En el Evangelicalismo de una generación anterior, “hombres de Dios” significaba más que todo predicadores de la palabra de Dios, pero en este nuevo escenario se refiere a sacerdotes que pueden entrar en las cámaras internas de los santuarios para traernos las bendiciones.

Esto también explica por qué la respuesta a casi todo problema que usted traiga a estos “hombres de Dios” sea la “liberación” [en nuestro contexto podría ser “atar y desatar” o “decretar”]. Dios desea bendecirte, pero tienes que incursionar en esos estratos impregnables antes de que esas bendiciones puedan alcanzarte. Las oraciones del “hombre de Dios” traerán liberación en esa vigilia o en la montaña en que él decida realizar su ritual. ¿Quién podrá negar que esas frases se han vuelto las palabras clave de este movimiento?

Los “guerreros de oración” gritan hasta la capacidad de sus voces y repiten el nombre de Jesús. Sudan mientras luchan con estos espíritus, estirando cada músculo de sus cuerpos hasta que logran vencer (eso piensan). Es entonces cuando logran llegar a Dios y conseguir las bendiciones. Esto no es otra cosa que la religión tradicional africana rociada con un poco de Cristianismo.

Hay que notar también que la enseñanza no es uno de los fuertes en el moderno movimiento carismático en África. Sus líderes se apoyan en unos pocos gastados y torturados [mal interpretados] versículos. “Por sus llagas fuimos nosotros curados”, “No somos la cola sino la cabeza”, etc. No hay ningún esfuerzo en absoluto por hacer una apropiada exégesis de las Escrituras. Más bien, al repetir estas frases y hacer que la gente caiga en trance, al estilo del médico-brujo, están arrasando con la mente popular. A la gente le encanta y está dispuesta a pagar por eso. Los “hombres de Dios” se vuelven cada vez más ricos mientras las multitudes siguen llegando.

Esto no es Cristianismo

Lo que me preocupa es que esto debería ser tan obvio que pregunto cómo es que no lo vemos. O si lo vemos, ¿por qué no estamos advirtiendo a los Cristianos contra esto? Por amor a las multitudes, hemos dejado que la religión tradicional africana entre en la iglesia por la puerta trasera. Han desechado la verdad. Esta es la razón por la cual no me emociono por la multiplicación de iglesias – o ministerios – que toman esa bandera.

Necesitamos la sana advertencia de que esto no es Cristianismo. Yo sé que esta metodología ha llenado iglesias y clases hasta rebosar y que se tienen que hacer varios cultos para acomodar a las multitudes. Pero eso no es Cristianismo. Eso no lleva al Cielo. Eso es solo la misma religión que ha estado en suelo africano por tiempos inmemoriales, pero que tiene ahora una delgada capa de pintura cristiana, esa es la religión que precisamente el Cristianismo debería erradicar. Hemos perdido la fe Cristiana teniendo la Biblia en nuestras manos y usando algunas de sus palabras. Esto es realmente triste.

La religión de la Biblia no enseña sobre un Dios que está muy lejos de nosotros a menos que algunos poderosos hombres vengan y hagan que las bendiciones nos puedan alcanzar. ¡No! La Biblia enseña sobre un Dios que está cerca de nosotros. La única barrera entre Dios y nosotros es nuestro pecado, y Cristo ha tratado con eso por medio de Su muerte en la Cruz.

Cuando oramos, estamos en el recinto de la gracia divina, hablando directamente con Dios. No tenemos que lidiar con demonios ni espíritus ancestrales antes de que podamos acercarnos a Él. No necesitamos recitar frases ni saltar o dar vueltas como los médicos-brujos hacen alrededor del fuego bajo la luz de la luna. Dios es nuestro Padre celestial. Solo nuestro pecado puede hacer nuestras oraciones ineficaces.

¡Escúchenme! Los ángeles y los demonios existen, pero no son estratos espirituales impenetrables que nos hagan necesitar de alguien con unción antes de que podamos tener acceso a las bendiciones de Dios. Ellos son seres que ya sea cumplen las órdenes de Dios o las del diablo. Pero ¡no están entre nosotros y Dios!

Finalmente, no necesitamos “hombres de Dios” que nos impongan las manos cada Domingo (o Viernes por la noche en las montañas) para que podamos conocer las bendiciones de Dios. Hay un único Mediador entre Dios y nosotros – es Jesucristo hombre. Todos los demás son impostores y tenemos que rechazarlos con la firmeza que se merecen.

METODOS MINISTERIALES – ¿LOS DE SAN PABLO O LOS NUESTROS?

Posted in Alertas, Reflexiones with tags , , , on abril 16, 2013 by elcaminoangosto

Missionary Methods

Un artículo de Conrad Mbewe traducido con permiso por Alexander León

(Puede encontrar el artículo original AQUI)

Yo se que el título que he usado aquí es un poco confuso. He luchado por encontrar un título apropiado para esta publicación y no he podido encontrar algo mejor. Desde hace algún tiempo ya, he luchado para saber cómo expresar mejor mi inconformidad con la forma en que la palabra “liberación” se ha vuelto tan popular recientemente en el vocabulario Cristiano aquí en África. En mi opinión, nos hemos vuelto tan terriblemente  des-balanceados que nuestra fe está en peligro de volverse algo muy similar a la religión tradicional Africana solo que bajo el nombre de Cristianismo.

Hace algunos días, encontré finalmente la forma. Hay que comparar cómo los apóstoles trataron los asuntos espirituales con la forma popular en que se están tratando hoy en día. Creo que una de las iglesias más problemáticas – la iglesia en Corinto – será un muy buen ejemplo. Por eso, pensé en utilizar al apóstol Pablo porque él trató con muchos de los problemas que se presentaron en Corinto.

El título de este artículo es solo una variación de del que tuvo un libro que fue escrito a principios del siglo 20: “Métodos misioneros – Los de San Pablo o los nuestros”, en el cual un experimentado misionero (Roland Allen) comparó los métodos misioneros populares de sus días con aquellos que en general utilizaron los apóstoles y el apóstol Pablo en particular. ¡El libro es un clásico! Usted podrá entender por qué consideré tan apropiado este título para este post en mi blog.

Bueno, veamos entonces I Corintios. Como ustedes saben, la iglesia en Corinto tenía muchos problemas. En este post es mi deseo analizar algunos de los primero para comparar cómo los manejó el apóstol Pablo – como un pastor por excelencia – con la forma popular en que se tratan estos asunto en África en nuestros días utilizando la “liberación”.

Falta de Unidad por causa de personalidades.

El primer problema que se trata en I Corintios es el de la disensión en la iglesia debida a que las personas seguían a varios líderes y predicadores dentro de la iglesia (capítulo 1 al 4). El método de moda en África es decir que hay un espíritu de disensión desatado por el diablo sobre la iglesia. De manera que la cura es una vigilia de oración para expulsar ese espíritu.

¿Cómo trató el apóstol Pablo este asunto?

Él enseñó a los Cristianos de Corinto que las peleas y disensiones sobre líderes es algo completamente mundano. En la fe Cristiana lo único que importa es Dios. Esto es una locura para el mundo pero es la manera de Dios. De manera que si hay algún éxito es porque Dios quiso dar crecimiento por el poder de Su Espíritu. El único fundamento verdadero entonces es Jesucristo, y esta regla es con la que se debe medir cualquier trabajo. Así que, no se permite que los hombres se gloríen: Cristo únicamente es lo que importa!

Inmoralidad Sexual

El segundo problema más grande que se trata en I Corintios es el de la inmoralidad en la Iglesia (capítulos 5 y 6). El método de moda en África dice que tal persona tiene un espíritu de fornicación o adulterio y necesita liberación. Como he argumentado antes, tal entendimiento quita la responsabilidad del pecado de los individuos y la pone en una poderosa fuerza que los hace hacer lo malo.

¿Cómo manejó esto el apóstol Pablo?

Lo primero que hizo fue reprender a la iglesia por permitir estándares morales tan bajos. Les hizo ver claramente que tal individuo debía ser excomulgado en la siguiente reunión. La iglesia debía expulsar a los  malvados de en medio de ellos. También les advirtió que no tenían que llevarse a la corte unos a otros, sino que debían tratar las desavenencias personales como Cristianos dentro de la misma Iglesia. Termina el asunto de las inmoralidades sexuales recordándole a los Cristianos que sus cuerpos son templos de Cristo, quien vive en ellos por Su Espíritu.

Matrimonio.

El tercer asunto que se trata en I Corintios es el matrimonio (capítulo 7). Había un número de personas que se habían vuelto Cristianas cuando ya estaban comprometidas o casadas con incrédulos. ¿Cómo deberían tratarse estos casos?  Cualquier animosidad prolongada de parte de un esposo inconverso sería atribuida a la culpa de esposos y esposas espirituales. Ese es el entendimiento popular en la actualidad según lo habrán notado en las reacciones a un reciente post en mi blog.

¿Cómo habría manejado esto el apóstol Pablo?

Él enseñó a los creyentes que el hecho de estar casados o ser solteros no afectaba en realidad la relación con Dios. De manera que no tenían por qué cambiar su estatus marital. Lo que importaba era que en cualquier condición que los Cristianos estuvieran, tenían que obedecer los mandamientos de Dios y servirle de todo corazón. Después de todo Cristo es quien los había comprado con su propia sangre. Sin embargo, los que necesitaran cambiar su estado también era bienvenidos.

Tratando con un hermano más débil.

El cuarto mayor problema que se trata en I Corintios tenía que ver con la forma en que se debía tratar a los miembros de la iglesia que tenían ciertos prejuicios religiosos por causa de su trasfondo cultural. (Capítulo 8). Es obvio que según el análisis popular moderno una situación así se atribuiría a los espíritus de los ancestros. Tales personas necesitan venir al “hombre de Dios” para que reciban “liberación”.

¿Cómo habría manejado esto el apóstol Pablo?

Lo primero que hizo fue hacer un llamado a la humildad y al amor entre el pueblo de Dios. Luego enfatizó el hecho de que había solo un Dios, el Padre, y un solo Señor, Jesucristo. Todo lo demás era mentira. Sin embargo, dado ciertos trasfondos y ambientes en que las personas habían sido criados, podría tomar algún tiempo para que estas personas dejaran de creer que habían más “dioses”.  Por lo tanto, los que tenían más conocimiento tenían que reducir su propia libertad por consideración de aquellos más débiles.

Algunas lecciones pertinentes.

Podría seguir y aplicar las mismas dificultades que surgieron debido a los abusos en la Cena del Señor, la mala utilización de los dones espirituales, y las enseñanzas erróneas sobre la Segunda Venida de Cristo.  Sin embargo, creo que estos cuatro ejemplos deben ser suficientes para mostrar el gran abismo que hay entre esos alcances tan populares de los pastores aquí en África y los asuntos y el enfoque del apóstol Pablo, que es un ejemplo representativo de los demás apóstoles del primer siglo.

Claramente, lo que notamos es que ¡el apóstol Pablo no estaba viendo demonios debajo de cada arbusto que se movía! En vez de eso, él pasó tiempo enseñando la verdad a los creyentes. De esta manera, si podemos imaginarlo ministrando a la iglesia en Corinto, el púlpito debió ser un lugar de rica enseñanza en vez de “un altar” donde pasaba ocupado imponiendo las manos a las personas hasta que cayeran al suelo, como si estuvieran en el consultorio de un médico brujo. ¡Es la luz de la Palabra de Dios la que trae salud espiritual!

Notamos también que toda la verdad era Crinto-céntrica. Cuando enseñaba contra la disensión en la iglesia, preguntó: ¿Está Cristo dividido? Cuando enseñó en contra de la inmoralidad enfatizó el hecho de que sus cuerpos ya no les pertenecían sino que eran el templo de Cristo. Cuando trató las situaciones del matrimonio, les recordó a los creyentes que ellos habían sido comprados por un precio – la muerte de Cristo  y que su fin principal en la vida debería ser servirle. Y cuando trató con los hermanos más débiles, Pablo exhortó a los que eran más fuertes para que se negaran a sí  mismos aunque se consideraran inocentes en vez de destruir a aquellos por los que Cristo murió. Todo era acerca de Cristo, todo surgía de una rica enseñanza sobre la persona y obra de Cristo.

Entonces, aunque sí creo que existen los demonios y los espíritus malignos, es mi deseo que seamos bíblicamente balanceados. La preocupación actual con respecto a los demonios, espíritus y la liberación es una pérdida y no una ganancia. La enseñanza sana y centrada en Cristo falta en nuestras iglesias. En vez de ello, nuestras iglesias están espiritualmente empobrecidas primariamente por la gran ignorancia entre los creyentes sobre la persona y obra de Cristo.

En vez de estar viendo demonios debajo de cada cosa que se mueve, volvamos al método del gran Pablo cuando enseñaba a los creyentes lo que Cristo ha hecho por ellos. Así estarían capacitados para entender cómo se aplicaba a los grandes retos que enfrentaba en sus matrimonios, familias, iglesias, lugares de trabajo, etc. ¡Esto es todo lo que pido!

Cesasionismo versus Continuacionismo

Posted in Reflexiones with tags , , , , , , on agosto 5, 2011 by elcaminoangosto

Parece ser que el tema del continuacionismo versus cesacionismo ha recobrado interés y como he sido testigo de que aún en el campo de los que afirmamos abrazar la teología reformada se están presentando debates, considero que un resumen del asunto pudiera ser de ayuda a una mejor comprensión de la posición cesacionista. Hay ilustres teólogos que han debatido este tema con mucha excelencia y amplia documentación, no tengo oportunidad aquí de hacer algo similar, lo que quisiera aprovechar es la oportunidad y bendición de que tengo este blog, para colaborar con un resumen que sea de utilidad a los que están estudiando el tema. Libros como el de Donald W. Dayton (Raíces teológicas del Pentecostalismo) y folletos como el del Dr. Peter Masters “El fenómeno carismático”, son bastante útiles si los pueden conseguir. El profesor Carlos Cruz, al cual tuve el privilegio de escuchar cuando estuve en el Seminario también escribió un libro recomendable: Sola Scriptura- Carismatismo y Reforma Protestante.

Para los que no conocen los términos, se le llama cesasionismo a la posición que afirma que los dones de operación milagrosa, como sanidades, prodigios y milagros, fueron cesando paulatinamente y dejaron de ser necesarios para la iglesia cuando concluyó la era apostólica.

La posición continuacionista afirma que los dones de operación milagrosa siguen en vigencia y que en la iglesia hay personas que pueden tener estos dones de sanar, hacer milagros, recibir revelaciones directas de Dios para dar un mensaje a la iglesia, hablar en una lengua extranjera sin haberla aprendido y poder interpretar una lengua desconocida.

Considero necesario recalcar que al igual que los continuacionistas, nosotros creemos que:
1. Dios tiene todo poder
2. Dios no cambia en sí mismo
3. Dios es soberano y actúa según le place

Muchas veces la gente cree que nuestra posición implica que creemos que Dios no puede hacer milagros hoy, o que Dios no puede sanar a alguien hoy o que no creemos en la ocurrencia de alguna manifestación particular del poder de Dios en el presente.
Eso no es lo que estamos cuestionando. Afirmamos que el hecho de que los dones de operación milagrosa no estén en operación hoy en día, no tiene que ver con que Dios tenga poder o que Él ha cambiado. Puedo compartir experiencias personales que les parecerían increíbles a muchos, por la forma que el Señor ha contestado oraciones. He visto la mano bendita del Señor actuar de forma impresionante en mi propia vida, pero afirmo también que el mayor milagro que el Señor ha hecho en mi vida es la transformación de un corazón sucio e incrédulo en un corazón limpio que ahora ama a Dios. Afirmamos que la obra milagrosa del Espíritu en la iglesia es permanente ya que por la exposición de la palabra de Dios, los pecadores son transformados en nuevas criaturas.

En la Biblia vemos que hay períodos en los cuales Dios actúa por medio de portentos y luego otros períodos en los cuales deja de hacerlo. En diferentes períodos Dios se manifiesta de diversas maneras, pero aún en las épocas en que parece haberse ocultado de los hombres, Él ha tratado de forma particular con los suyos. Todo el Antiguo Testamento atestigua de esta forma de actuar de Dios.

Cuando el Hijo de Dios fue manifestado, comenzó un período muy especial de manifestaciones del poder de Dios, habiendo pasado un período de aproximadamente 400 años en los cuales Dios aparentemente había guardado silencio. En su Evangelio Juan explica la razón de su relato de los hechos de Cristo: “Para que creáis que Jesús es el Cristo” Juan 20.31. En Hechos 2:22 se nos afirma que la ejecución de los milagros de Cristo fue una muestra de la aprobación de su ministerio por parte de Dios. En relatos como el de Marcos 9:2-6 vemos que Cristo actúa realizando un milagro para probarles a los fariseos su autoridad. El poder de Cristo confirmaba su autoridad.
El apóstol Pablo al hacer referencia a las pruebas de su apostolado, menciona la realización de prodigios y señales. (II Cor. 12.12).

Pienso que todos los milagros, señales y prodigios que se registran en la Biblia estuvieron siempre asociados a un mensaje y con un propósito y cuando los hombres de Dios ejercieron este poder especial que se les concedió para obrar milagros, tuvieron siempre el cuidado de evitar toda admiración hacia ellos mismos y aprovecharon la oportunidad de exaltar al verdadero autor de los milagros. En Hechos 3 Pedro y Juan amonestaron a los judíos a no poner la mirada en ellos y en Hechos 14 Pablo y Bernabé hicieron lo mismo con indignación, al ver las reacciones de las personas. Como recomendación pues, para los que tienen contacto con personas que afirman poseer este tipo de dones milagrosos, siempre hemos de fijarnos si el enfoque es el correcto y si los dotados de este poder son tan cuidadosos de evitar toda gloria personal.

Aprovecho para aclarar que a veces usamos cierta terminología que puede servir de ayuda o puede confundir a otros. A los dones de operación milagrosa se les suele llamar “extraordinarios”, esto no quiere decir que pensamos que los otros dones sean de menor valor, sino más bien, precisamente lo que estamos enfatizando es la ocurrencia no regular de tales manifestaciones del poder de Dios.

Este aspecto de confirmación de poseer la autoridad divina por medio de señales y prodigios no debe ser considerado permanente.
Cuando Elías confrontó a Israel contra los profetas de Baal, el poder de Dios habría de manifestarse para confirmar quién era el verdadero Dios (I Reyes 18) y cuando Pablo estaba defendiendo su apostolado ante los corintios, parece que también estaba decidido a mostrar la operación del poder de Dios en su vida de una forma visible, (si estoy interpretando bien las palabras que se registran en I Cor. 4:18-19). En ambos casos, ni Elías ni Pablo estaban predicando algo novedoso, sino afirmándose en lo que Dios ya había revelado con respecto a sí mismo.

Es importante señalar otro caso, cuando Pablo enfrenta el problema doctrinal en Galacia, el mismo apóstol afirma que si aún él y sus compañeros, se atreven a variar el mensaje del Evangelio, o si un ángel bajado del cielo, pretende hacer tal cosa, debemos considerarlo anatema.

Lo que estoy tratando de dar a entender con estos ejemplos es esto: Dios da poderes especiales a los hombres para confirmar que ellos están hablando de parte de Él (Moisés, los profetas, los apóstoles), pero luego, una vez que ellos han expuesto este mensaje de Dios, esta revelación de Dios debe considerarse como autoritativa y ningún prodigio o señal debe considerarse válido para variar o desviarse de aquella verdad revelada.

Espero que hasta aquí todos mis hermanos, cesacionistas o no, estamos de acuerdo en que por más espectacular que sea el despliegue de poder que pudiéramos presenciar o experimentar, nuestras conciencias deben ser cautivas siempre de la Palabra escrita, cuyo canon todos consideramos cerrado.

Todos lo anterior me sirve para argumentar lo siguiente. En el presente la ejecución de un milagro o prodigio no funciona como credencial de autoridad o aprobación de parte de Dios. Siendo así, nuestra pregunta a los hermanos continuacionistas es la siguiente. ¿De qué forma este tipo de dones, entendidos como capacidades dadas a personas específicas deben funcionar hoy en día? Ellos nos respnoderán que como parte de la edificación de la iglesia y nosotros respondemos que los beneficios del actuar milagroso de parte de Dios puede seguir beneficiando a la iglesia sin necesidad de estos dones.

Un hermano me dijo que los dones no deberíamos entenderlos como una herramienta que el creyente puede utilizar a discreción personal, sino algo que Dios puede otorgar en un momento dado. Pero esta novedosa interpretación de la forma en que operan los dones, solo nos lleva a creer lo mismo pero llamarle con un nombre diferente, porque entonces, si hay un hermano enfermo y yo voy a su casa y oramos por él y Dios lo sana, (algo que creo completamente posible), yo pensaría que Dios contestó nuestra oración, pero con esta otra terminología, se afirmaría que Dios me concedió en ese momento el don de sanidad.

Aunque no afirmo que en la época apostólica, el hecho de que alguien tuviera el don de sanidades, implicara que todas las personas de la iglesia tuvieran que ser sanadas, me parece lógico inferir que si en esa época alguien caía enfermo, al hermano que debían procurar traer para orar, era al hermano con el don de sanidad, ¿por qué? pues porque era el instrumento que en el propósito de Dios era usado para realizar sanidades. Del mismo modo si quisiera que un familiar escuche el mensaje del Evangelio y tengo conocimiento que hay un hermano que tiene el don de la Palabra, expresa el Evangelio con claridad y pasión, a este hermano buscaría yo para que comparta como ese familiar que tengo. Pero, conforme a la instrucción recibida de Santiago 5.14, son los ancianos los que debemos llamarse para orar por un enfermo, y pienso que sería pretender demasiado asumir que todos los ancianos deben poseer el don de sanidades. Creo que este texto está dando instrucciones claras en cuanto a la forma de tratar el asunto de los enfermos, ¿estaríamos pidiendo demasiado, al esperar que, si el don de sanidades debe ser considerado como un elemento continuo en la iglesia, no se mencione en un pasaje como este?

Quiero pasar a tratar el tema de la “necesidad”, es decir, habiendo afirmado y reafirmado que sí creo en el poder de Dios para realizar prodigios, paso a defender que aunque pueden ocurrir, no son necesarios, es decir que la iglesia que no los experimenta no está carente de algo indispensable.

Aclaro de nuevo, una iglesia en la cual el Espíritu Santo no está en continua acción para dar vida a pecadores muertos por medio de la Palabra y para santificar a los creyentes, esa iglesia sí carece de algo indispensable, pero una iglesia que no experimenta alguna manifestación divina en forma de sanidades o prodigios, no está, de ninguna manera, por debajo del estándar entre las iglesias de Dios, de antes, ni de ahora. De la Iglesia de Tesalónica el apóstol Pablo escribió que el Evangelio llegó a ellos “en poder, en el Espíritu Santo, y en plena certidumbre”… (ITes. 1.5), y sin embargo en el relato de los Hechos no se registra alguna sanidad o prodigio, aunque afirmo que ocurrieron terribles milagros porque el apóstol afirma que se convirtieron de los ídolos al Dios vivo y verdadero. (I Tes 1.9)

Creo de todo corazón que Dios sana, creo y he visto la provisión milagrosa de Dios en casos de necesidad y he visto con asombro a veces la acción vengadora del Señor defendiendo a sus hijos también. Lo que no hago es atribuir esas acciones divinas a operaciones de algún don en mi persona o en alguno de mis hermanos en la fe. Lo atribuimos a la providencia del Señor, que en Su gran misericordia se complació en contestar nuestros ruegos.

Se dice que asociamos la operación de los dones de operación milagrosa como un ataque a la suficiencia de las Escrituras. Sí, pero no siempre. Sin embargo, es innegable que muchísimos hoy en día están convencidos de que están en la doctrina o iglesia correcta, porque en sus iglesias han visto o experimentado algo sobrenatural y no porque se les ha convencido escrituralmente de ello. Tenemos serias advertencias en el Evangelio en cuanto a la realización de prodigios por parte de los falsos maestros. Me parece notar una seria diferencia en la forma en que ocurrieron las cosas antes y ahora. Hemos visto que en la era apostólica, las señales prodigiosas se realizaban como una confirmación de la aprobación divina para los hombres que llevaron el Evangelio, pero por otra parte tenemos serias advertencias para los últimos tiempos para no sucumbir ante los que realizan prodigios. Nuestra segura y firme ancla debe ser la Palabra de Dios que permanece para siempre. Los milagros atribuidos a los santos en el catolicismo, a la Virgen María, a sanadores que son herejes, etc., nos confirman que esto ya no podemos considerarlo como señal de aprobación divina.

Los cesacionistas creemos que la función del ministerio apostólico, fue fundamental en la iglesia, pero creemos que su ministerio fue irrepetible porque ellos pusieron el fundamento, lo cual en un edificio se realiza al principio y de una vez por todas, lo que sigue es seguir edificando. (Efesios 2:19-20). Si captamos correctamente esa ilustración, entendemos que lo que nos corresponde es aferrarnos a la doctrina que ellos establecieron, recordemos que el Señor Jesucristo no escribió sus enseñanzas, todo lo que sabemos de Él nos llegó por vía de los apóstoles o sus acompañantes. Ellos cumplieron su misión al transmitir todo lo que Cristo les enseñó, uno de los requisitos para este ministerio apostólico fue haber recibido el Evangelio directamente de Cristo, como confirma Pablo haber sido su caso también.

Creemos que tenemos una fiel expresión de la iglesia en toda comunidad de cristianos que tengan el compromiso de seguir a Cristo según las enseñanzas de los apóstoles. La pretensión de algunos, de que las iglesias tienen que tener los dones milagrosos para funcionar correctamente nos parece un ataque a las iglesias del Señor establecidas en orden y que procuran la santidad.

¿Qué más?
Bueno tenemos que hablar un poquito de la profecía.

La labor del profeta incluía: revelar lo que recibía directamente de Dios, fueran predicciones o instrucciones y también, llamar constantemente al pueblo al arrepentimiento confrontándole a sus pecados.

Creemos que la función profética que daba revelaciones recibidas directamente de parte de Dios sea en instrucciones o predicciones no es necearia. Dios ha hablado por Su HIJO (Hebreos 1) y los apóstoles nos han transmitido todo lo Él les enseñó. Las Escrituras son suficientes, no hemos de quitar nada ni añadir nada. Sin embargo, podemos decir que el elemento de proclamación de la Palabra continúa. En este sentido podríamos llamar profeta a aquel que con fidelidad expone la Palabra de Dios. En un sentido, el predicador fiel puede decir “Así dice el Señor”, si cuando predica interpreta y aplica correctamente la Biblia, pero aún así, su predicación no es infalible, sino que la iglesia debe comprobar si lo que dice es conforme a las Escrituras.

En cuanto a los dones de lenguas e interpretación de lenguas, debo confesar que mi experiencia tiene peso en cuanto a mi posición cesacionista, aunque no acepto que sea motivo determinante de mi cesasionismo, porque me aferré a la posición contraria por mucho tiempo. Yo experimenté un éxtasis y mi lengua se movía sin control, tuve una especie de trance y balbuceaba dos sílabas descontroladamente. Lloré mucho pensando que eran lenguas de Dios y por muchos años temí dudar sobre esto, aunque a regla bíblica “hablen dos, a lo más tres, por turnos y con intérprete” nunca se cumplió. Se me enseñó a seguir practicando este “idioma angelical”, pero tal experiencia no me sirvió como elemento santificador ni para que alguien entendiera el mensaje de Dios. En una palabra, no fue para nada similar a lo que se relata en los Hechos ni en I Corintios. Muchos desearíamos que en oportunidades específicas, Dios capacite a hombres para llevar el glorioso Evangelio en una lengua que ellos no conocen y que esto sirva como señal a los incrédulos y vengan a Cristo, claro que creo que Dios puede hacerlo! Si alguien tiene información documental de que el Señor ha actuado de esta manera, yo diría Amén y me gozaría con esas conversiones. Sin embargo, lo que he leído de misioneros abnegados que con grandes sacrificios y luchas fueron a las tribus más lejanas a predicarles el Evangelio, es que tuvieron que aprender esas lenguas o buscar un intérprete. Lo único que puedo pensar es que la frase de Pablo en Corintios 13.9 que afirma “cesarán las lenguas”, se refiere a que llegaría el momento en el cual el don de poder hablar una lengua desconocida dejaría de estar en operación.
En este punto quisiera que el hermano continuacionista analizara con sinceridad si de verdad le parece que era necesario que Pablo se refiriera a la cesación de dones espirituales en el Cielo. ¿Podría alguien creer que los dones espirituales como la profecía, la ciencia o las lenguas fueran necesarios en el Cielo? Que esos dones no serían necesarios en el Cielo debería ser obvio para ellos y para todos, sin embargo no creo que fuera obvio para los Corintios que llegaría el momento en el que los dones que ellos estaban disfrutando dejarían de estar en operación, y ahí si me parece muy instructiva la declaración, porque Pablo entonces les causaría un “shock” al enterarlos de que esos carismas que ellos tanto apreciaban dejarían de funcionar en un futuro y ¿quién sabe si esto ocurriera en su propia generación?, así les confronta a a preeminencia del amor, que de por sí es la marca y sello del verdadero cristianismo (Juan 13.35), lo que les sostendría hasta el final. Sea cual sea nuestra opinión, nunca perdamos de vista que el amor es el vínculo perfecto (Colosenses 3.14) y es en amor y por amor que tenemos estas discusiones para el bien de la Iglesia del Señor.

LOBOS RAPACES

Posted in Alertas, Doctrina with tags , , , , on marzo 12, 2010 by elcaminoangosto


Mateo 15:14
Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

Creo que estas palabras de Cristo, son muy duras, difíciles de recibir. Pero alabo a Dios por Su misericordia porque aún de entre esos ciegos, y de sus guías ciegos, Él ha querido tener compasión. El texto bíblico se refiere a los fariseos y a sus seguidores, y vemos que Nicodemo y Pablo, siendo fariseos están contados entre los creyentes, al igual que muchos de los que antes siguieron a los fariseos. Esto nos debe dar esperanza.

Por mucho tiempo mi familia y yo fuimos seguidores de hombres, seguidores de experiencias y seguidores de hombres que se proclaman a sí mismos como apóstoles y ungidos del Señor, y los seguíamos porque creíamos sinceramente que eran hombres de Dios. Allí seguiríamos aún, esperando algún otro “nuevo mover” del Espíritu Santo, engañándonos a nosotros mismos y probablemente engañando también a otros, si la mano poderosa y misericordiosa de Cristo no nos hubiera rescatado de las tinieblas del error para trasladarnos a Su Luz admirable.

¿Quién puede dar humildad al creyente para que reconozca que estuvo equivocado? Solo el Espíritu Santo.

Les invito a mirar con atención este video que denuncia la triste realidad que ha vivido gran parte del cristianismo desde hace ya muchas décadas.

Ahora bien, no quiero que alguien vaya a pensar que al criticar estos lobos dentro del pentecostalismo, yo esté afirmando que todos los pentecostales son lobos. Hay lobos infiltrados en todas las denominaciones. Y para demostrar que sí hay hombres honestos en el pentecostalismo, quiero compartir una excelente reflexión del pastor pentecostal B.H. Clendennen, que recién falleció en diciembre de 2009 y que en sus últimos días quiso realizar un solemne llamado a los cristianos de su covicción teológica para que se arrepientieran.

Como bautistas y adherente a la teología reformada creo que la posición teológica del pentecostalismo no es la correcta, pero no puedo afirmar que los pentecostales no son cristianos. Hay falsos cristianos y obreros fraudulentos en iglesias de diversas tendencias. Sin embargo, afirmo que abrazar un cristianismo confesional, histórico, nos libra y protege de muchísimos errores en los que más fácilmente caerán los grupos cristianos cuyas declaraciones doctrinales son débiles, poco explícitas o débiles en sus fundamentos esenciales.

Para conocer mejor nuestra posición con respecto al Pentecostalismo y al fenómeno carismático, les invito a leer y estudiar este documento sobre

>>>>>>>>> EL CARISMATISMO <<<<<<<<<

A %d blogueros les gusta esto: