Archivo para apologetica

¿AMAS A DIOS?

Posted in Reflexiones, Tratados with tags , , on junio 19, 2012 by elcaminoangosto

Los ateos afirman que Dios no existe. Estas personas afirman que eso de creer en Dios es una superstición que el hombre poco a poco irá superando conforme evolucione más, hasta que deje de creer en tales mitos. Es obvio que la pregunta con que inicia este artículo no está dirigida a tales personas que han cerrado sus ojos y han tapado sus oídos ante lo que la Creación declara y proclama a voces.  —- “Dice el necio en su corazón, no hay Dios” (Salmos 14:1)

También hay quién dicen creer en Dios, pero vive como si Dios no existiera, vive sin considerar que el Dios Creador, también es Juez y ha determinado un día en el cual llamará a cada uno a rendir cuenta de sus actos, pensamientos y sentimientos. En cierto sentido estas personas, aunque no son ateos, es como si lo fueran y no tienen ningún problema en sus conciencias, porque el Dios en el que ellos creen es “taaan bueno”  y eso significa que no castigará nunca a nadie y mucho menos a ellos.  —- “Tu crees que Dios es uno, bien haces, también los demonios creen y tiemblan” (Santiago 2.19)

Por otro lado, hay quiénes procuran ser religiosos y tienen algunas prácticas piadosas frecuentes como orar o leer la Biblia, pero han acomodado la religión cristiana para solo leer de la Biblia los fragmentos que les resultan atractivos, las promesas de bendición, las promesas de protección y, como creen que ellos no san tan malos como los demás, piensan que todo lo bueno que la Biblia dice es para ellos y que todo lo malo es para sus enemigos.

He querido publicar este coro,  porque cantan textualmente uno de los pasajes más conocidos y que todos quieren pensar que se aplica a ellos mismos. “Y sabemos que, a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8.28)

La gran pregunta que debe ser contestada es: ¿Amas a Dios? – Porque si no lo amas, no debes pensar que todas las cosas están preparadas para tu bien. Si no le amas no podrás ver Su mano en las ocasiones adversas y en las dificultades y tu reacción ante los problemas de la vida será muy parecida a la de los que son incrédulos: quejas, depresión, desesperación, buscar a quién culpar, procurar venganza, etc.

Nuestro Señor Jesucristo confrontó muy directamente a Sus discípulos con estas palabras: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14.15)

El examen es realmente simple, no se trata de sentimientos ni de emociones, se trata de demostrar el amor por medio del cumplimiento de los mandamientos de Cristo. Si le amamos, estaremos estudiando sus enseñanzas cuidadosamente para cumplirlas, porque deseamos agradarle.

Y entonces, debemos reconocer que esto es algo que nos fue concedido por Dios, no hay lugar para la jactancia ni para el orgullo, porque es algo que nosotros NO podríamos hacer por nuestra propia iniciativa:

“… porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5.5)

Y para cerrar esta reflexión, también dice la Biblia esto:

“Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en Él, sino también que padezcáis por Él” (Filipenses 1.9)

¿Es tu amor a Dios tal, que estás dispuesto a padecer por Cristo? Si es así, todas las cosas te ayudarán a bien, hasta las más duras aflicciones que enfrentes en esta vida, tendrán un propósito benigno para tu vida, aquí y en la eternidad.

RETENED LA DOCTRINA!…(II Tes. 2:15-17)

Posted in Reflexiones with tags , , , on agosto 11, 2011 by elcaminoangosto

Introducción histórica con respecto al cisma de Oriente y Occidente

¿Cuál doctrina debe ser retenida?
– Tradiciones familiares
– Tradiciones denominacionales
– Solo podemos llamar anatema al que predica un evangelio diferente al que Pablo predicó… entonces la tarea es conocer ese Evangelio apostólico
Credulidad versus Rebeldía – Dos extremos para evitar
La doctrina apostólica, el fundamento establecido

¿ENCONTRARON EL ARCA DE NOE?

Posted in Noticias with tags , , on mayo 4, 2010 by elcaminoangosto


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Recientemente recibí noticias de este hallazgo que cierto grupo de arqueólogos chinos y turcos hicieron, que según se afirma, corresponde al Arca de Noé. Al mirar el video me sentí emocionado al respecto, describen muchos compartimentos en una estructura de madera enterrada en la nieve del Monte Ararat.

Luego seguí leyendo sobre este asunto en otras partes y encontré un blog de un biólogo evolucionista en Minesota que afirma que todo eso es un fraude y que él mismo fue testigo de que las piezas de madera que estaban en otra parte fueron llevadas por turcos a esa zona y que todo es un montaje que tiene intención de favorecer tanto a los creacionistas como al turismo de Turquía.

No soporto pensar que los arqueólogos cristianos se atrevieran a tal especie de fraude, sabiendo que la Biblia dice que los mentirosos pasarán la eternidad en el Lago del Fuego, y por otro lado, como el biólogo ateo no cree ni en la eternidad y menos en el castigo eterno, pienso que fácilmente puede inventar cualquier cosa puesto que su moral no tiene ningún fundamento.

Pero bueno, sea como sea, esto nos servirá para reflexionar en lo siguiente: ¿Necesitamos los creyentes que Dios confirme lo que está registrado en Su Santa Palabra? ¿Creeríamos en la confiabilidad de la Biblia aunque no se hubieran encontrado los rollos del Mar Muerto en 1947? ¿Necesitamos ver para creer?

El interés que podríamos tener en poder confirmar lo que la Biblia dice está en la posibilidad de que los incrédulos sean convencidos, y tener cómo refutar sus acusaciones y ataques, pero aún así, erraríamos si pensamos que podríamos convencerlos. Los calvinistas somos PRESUPUSICIONALISTAS. Esta palabra rara solo quiere decir que no creemos que con solo presentar evidencias (como lo afirma el EVIDENCIALISMO), el pecador podrá llegar a creer, al contrario, afirmamos que se necesita la obra interna del Espíritu Santo en el corazón. Consideremos el siguiente pasaje que nos enfrenta a la inutilidad de buscar medios diferentes a la Palabra de Dios para la conversión de las almas.

Estas son las palabras del rico que estaba en el infierno y la respuesta del patriarca Abraham que nos deben servir de enseñanza: (Lucas 16:27-31)

Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

El incrédulo no creerá y siempre tendrá una excusa más y un argumento más para no creer. Y esto es una realidad tan dura que incluso cuando vengan los terribles castigos de la ira de Dios, eso no será suficiente para que los incrédulos recapaciten. Esto dice en Apocalipsis 9:20-21.

Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.

Esto es una prueba más de la incapacidad total del hombre, de su inhabilidad para creer. Solo cuando el Espiritu Santo realiza esa obra milagrosa y eficaz, esa gracia que el corazón más rebelde no puede resistir, es cuando caemos postrados antes Dios y reconocer que Jesucristo es el Señor, que en esencia es el mensaje de toda la Biblia.

Apologética

Posted in Doctrina with tags on enero 26, 2010 by elcaminoangosto

Continúan las lecciones para la defensa de la Fe Cristiana, pueden  encontrarlas  AQUÍ

Apologética

Posted in Doctrina with tags on enero 11, 2010 by elcaminoangosto

Este logo que estoy incluyendo, corresponde a la Sociedad C. S. Lewis de Apologética. No se si todos estarán enterados de que el brillante escritor de las Crónicas del Narnia y amigo personal de J.R.R. Tolkien, una vez fue ateo y luego abrazó la fe cristiana la cual defendió en varios escritos y hasta tenía un programa de radio en el que realizaba sus ponencias apologéticas. Eventualmente C.S. Lewis escribió un libro titulado “Mero Cristianismo”, que contiene mucho del material de sus programas radiales y se los recomiendo como un muy buen recurso en la defensa racional de la fe cristiana.

Tengo el privilegio este trimestre de estar impartiendo unas lecciones de Apologética (Defensa de la Fe Cristiana) en la Escuela Bíblica Dominical de la iglesia (IBRL).

Gracias a nuestro hermano Eduardo (sujetosalaroca.org) y de Ronny que gestionó una cuenta en Livestream para nuestra iglesia, las exposiciones estarán disponibles en video. Según pude comprobar, la primera parte de la primera lección no quedó grabada, de manera que aquí expongo el material omitido y les invito a ver el resto en el enlace que se incluye:

Texto inicial: Hechos 1:8.   “Me seréis testigos…”

¿Qué es un mártir? μάρτυρες – Un testigo de Cristo, alguien que daría su vida por Cristo Dar la vida por Cristo implica no solamente estar dispuesto a morir por Cristo sino estar dispuesto a vivir para Cristo.

Razones posibles para no testificar:  

  1. No ser cristiano
  2. Estar equivocado o falto de convicción
  3. Desobediencia

1. No ser Cristiano

  Solo puede ser un verdadero testigo de Cristo el que ha tenido la experiencia de salvación “… lo que hemos visto y oído” (Hechos 4:20, I Juan 1:3) “… a quien amáis sin haberle visto” (I Pedro 1:8)

2. Estar errado o falto de convicción

  Regenerado pero si la llenura del Espíritu Santo Profesante del Cristianismo que desconoce la importancia de las doctrinas fundamentales. Las estadísticas de Barna muestran que un gran porcentaje de cristianos profesantes no tienen conocimiento de las doctrinas fundamentales: ¿Existe el Diablo? ¿Puede ser alguien salvo sin creer en Jesús? ¿Es la Biblia libre de errores? La encarnación y Divinidad del Verbo.  El Juicio y la condenación.

3. Desobediencia

  La motivación para testificar y defender la Fe es teológica y espiritual, es decir está basada en lo que creemos sobre Dios y en nuestro estado espiritual

Artículo 22 de la Confesión Belga (1522)

  “A Él le conocemos a través de dos medios. En primer lugar, por la creación, conservación y gobierno del universo: porque éste es para nuestros ojos como un hermosos libro en el que todas las criaturas, grandes y pequeñas, son cual caracteres que nos dan a contemplar las cosas invisibles de Dios, a saber, su eterno poder y deidad, como dice el apóstol Pablo; todas las cuales son suficientes para convencer a los hombres, y privarles de toda excusa. En segundo lugar, Él se nos da a conocer aún más clara y perfectamente por su santa y divina Palabra, esto es, tanto como nos es necesario en esta vida, para Su honra y la salvación de los Suyos”

—El resto de la lección se puede ver y escuhar aquí:

Apologética – Lección1 : Revelación General y Revelación especial

En Defensa de la Verdad

Posted in Doctrina with tags on diciembre 22, 2009 by elcaminoangosto

Pelagio (354 –420/440)

Cuando era niño, un amigo me preguntó algo con respecto a la “misa de los evangélicos”, (el católico común piensa que los de otras iglesias tienen una “misa diferente”),  bueno, pues la pregunta de mi amigo fue que si era cierto que nosotros antes de entrar a la iglesia escupíamos a la virgen María.

Tal afirmación podría espantar a algunos y causar risa a otros, pero me impulsa para escribir una reflexión en cuanto a la posibilidad de creer una mentira, solamente porque la ha afirmado alguien en quien nosotros tenemos confianza. Muy probablemente mi amigo de infancia escuchó tal afirmación de sus padres, o de sus abuelos o de algún otro familiar o de alguna persona a la cual consideraba como autoridad, o bien fue solo algo que escuchó decir a otro chico y quiso confirmarlo preguntando a un evangélico él mismo.  Similares mentiras siguen rondando en las cabezas de muchos que nunca tomaron el tiempo de leer una enciclopedia o buscar un libro de historia para confirmar si lo que les enseñaron es cierto. Por las mismas razones muchos piensan que la razón por la cual Martín Lutero se salió de la Iglesia Católica en el siglo 16 fue porque quería casarse con una monja. La gente dice mentiras y tergiversa la verdad sin temor , por ejemplo,  es cierto que años después Martín Lutero llegó a casarse y también es cierto que su esposa había sido monja, pero cuando empezó el movimiento de reforma, no tuvo nada que ver con sus intenciones de casarse, miles de sacerdotes tenían concubinas. El asunto serio ahí fue el negocio de venta de indulgencias y su convicción de la salvación por medio de la Fe.

Agustin de Hipona (AD 354- AD 430)

El punto que quiero resaltar es el siguiente: ¿Cuántas personas en las diferentes iglesias se toman la molestia de investigar, leer o corroborar las afirmaciones que se hacen desde los púlpitos? ¿Cuántas personas están repitiendo simplemente lo que dijo el sacerdote en la misa o el pastor en el culto o el profesor en el Colegio o en la Universidad? Pienso que lamentablemente son una minoría. Más aún, ¿cuántos hay que solamente repiten lo que miran en la televisión o el internet? y entonces, sus opiniones y juicios dependen de la tendencia política del medio de comunicación que miran, así son las cosas en general y esto lleva a tristes consecuencias.

Jacobus Arminius (1560 – 1609)

En meses pasados tuve la triste experiencia de saber que un pastor bautista, al enfrentar la controversia arminianismo-calvinismo expresó que eso “nada tiene que ver con “nosotros los bautistas”, porque eso es un pleito entre dos curas católicos, ( posiblemente haciendo alusión al debate Pelagio-Agustín en el siglo IV).

En estas circunstancias los creyentes irresponsables, encontrarán refugio en las palabras de un pastor irresponsable que no expone toda la verdad bíblica e histórica sobre estas doctrinas y entonces, seguirán muy cómodos pensando que ya tienen un asunto menos del cual preocuparse. No están interesados en saber qué pensaron los antiguos ni cómo enfrentaron esta controversia los bautistas ingleses o los bautistas americanos, mucho menos están interesados en urgar en los documentos históricos para ver cuál de las posiciones abrazaron nuestros antepasados ni cómo llegaron los bautistas modernos a tomar una posición acomodada, que no es honesta pero sí agradable al oído carnal.

Jean Cauvin (1509–1564)

En tal caso, las palabras del Evangelio afirman: Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo. Mateo 15:14  

Pero también escribió el profeta Jeremías:

Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos. Jeremías 6:16.

 Confiando en que Dios siempre se reserva un remante que atiende a las palabras de los profetas y procura escudriñar la Biblia y conocer las sendas antiguas, redacté un resumen que expone de qué se trata el calvinismo –

Está disponible AQUÍ–> Calv-Arm

A %d blogueros les gusta esto: