¿Cómo saber si soy convertido de verdad?

faq

La primera epístola de Juan ofrece varias “pruebas” para ayudar a los cristianos a confirmar que sí han llegado a tener la fe en Cristo que salva:

  1. La prueba de la fe: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios” (I Juan 5.1ª). Entonces usted debe preguntarse ¿He confiado plenamente en Cristo para salvación?
  2. La prueba de la obediencia: “Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado(I Juan 1.6-7). Entonces pregúntese a sí mismo: ¿Muestra mi vida un patrón de pecado habitual sin arrepentimiento o hay lucha contra el pecado y arrepentimiento para andar en la luz?
  3. La prueba del amor: “El que no ama a su hermano, permanece en muerte. Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él(I Juan 3.14b,15) Entonces pregúntese a sí mismo: ¿Amo a otros cristianos de maneras concretas que demuestran la realidad de mi fe?
  4. La prueba de la perseverancia: “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros” (I Juan 2.19). Aquellos que no permanecen en la fe prueban que su fe era falsa desde el inicio. Entonces pregúntese a sí mismo: ¿Permanezco en la fe a pesar de las luchas y oposiciones?

Un principio adicional: hasta los cristianos son propensos al auto-engaño. Por esta razón, trabaje en estas preguntas con los miembros de su iglesia que le conocen mejor y que lo aman (vea Proverbios 11.4; 15.22). Obviamente esto es difícil de hacer si usted no ha dejado que las personas tengan acceso a su vida desde el inicio.

¿Puede alguien ser genuinamente convertido y vivir contento en el pecado?

Hablando de forma general, No.

  • Juan es absolutamente claro: solamente los que andan en luz, obedecen los mandamientos de Dios y aman a otros cristianos son genuinamente convertidos (I Juan 1.6-7; 2.4-6; 3.7-8)
  • Pablo levanta el mismo punto cuando escribe: “No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? (I Corintios 6.9). En otro lugar, dice claramente: “Porque si vivía conforme a la carne moriréis, mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” (Romanos 8.13). Aquellos que luchan activamente contra el pecado y buscan la integridad.
  • El mismo Cristo dijo: “No puede el árbol bueno dar frutos malos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego (Mateo 7.18-19). Todos aquellos que nacen de nuevo producen buen fruto espiritual, lo cual los destaca como diferentes al mundo (Ver también Mateo 5-13-16; Mateo 7.21-22)

Aunque no hay ningún cristiano perfecto en esta vida, el Nuevo Testamento insiste en que solamente las personas cuyas vidas demuestran fruto espiritual, son las que han nacido de nuevo.

¿Cómo puedo confrontar de forma amable a alguien que afirma ser convertido, pero que no vive como un cristiano?

Ore por usted mismo y por la otra persona. Ore para que usted sea fiel al hablar la verdad, apoyándose en el Espíritu de Dios para hacer una obra de verdadera persuasión (I Corintios 3.6-7; II Corintios 7.8-10). Ore para que la persona se convenza y para que tenga un cambio de corazón.

Hable la verdad en amor (Efesios 4.15). Aborde a la persona cuidadosamente, pacientemente e inteligentemente. Explique que usted está confrontando a partir de una preocupación profunda y para el bien eterno de ella.

Llévelo a las Escrituras. Explique que su propósito no es darle un veredicto final de su alma. Al contrario de eso, usted está preocupado por el hecho de que no está viviendo como la Escritura dice que un cristiano debe vivir. Indique pasajes como Mateo 7.13-29; Romanos 6.12-23; 8.13; I Corintios 6.9-11, II Corintios 13.5 y todo el libro de I Juan.

Cuestiónele gentilmente. Pregunte cosas como:

¿Usted piensa que su vida está de acuerdo con la figura que la Biblia nos da sobre un cristiano genuino?

¿Está usted luchando genuinamente contra el pecado o está amándolo secretamente?

¿Cree usted de verdad que ser cristiano significa arrepentirse de sus pecados y confiar en Cristo?

Recuérdele la profesión de fe y su bautismo. Recuérdele el Evangelio. Clame para que considere la eternidad. Recuérdele que la alegría eterna o la condenación eterna están en juego. (Salmo 49; Mateo 25.31-46).

Traducido de Voltemos Ao Evangelho

Artículo original en inglés AQUI – haciendo referencia a lo escrito por Thabiti Anyabwile ¿Qué es un miembro saludable de la Iglesia?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: