Devocional 06/12/2013 – Salmos 46.7

biblia

Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob – Salmos 46.7

¡Qué preciosa confianza debe tener el pueblo de Dios en medio de los conflictos y las pruebas! ¡Dios está con nosotros!¡Podemos refugiarnos en Él!

Consideremos el título que se usa aquí para referirse a Dios, es el término proveniente del hebreo “Yhwh tzebaot” y en algunas versiones aparece transliterado como Sabaoth. Este calificativo se usa para designar a Dios como el Comandante del ejército de Israel, Aquel por el cual ellos obtuvieron todas las victorias sobre sus enemigos tanto en el peregrinaje por el desierto como en la conquista de la tierra de Canaán. Con este título Israel reconocía que Dios peleaba por ellos y que era en Su nombre que obtendrían la victoria.

David usó ese título cuando enfrentó al gigante Goliat: “Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.” (I Samuel 17.45)

Con mucha frecuencia los creyentes olvidamos que somos soldados y que estamos en guerra.

La mentalidad de una vida cristiana cómoda y sin problemas de salud, económicos o familiares parece haber calado muy hondo en nuestra cultura de prosperidad. Pero no nos dejemos engañar, la vida del cristiano está llena de obstáculos, tropiezos y el enemigo es malvado y cruel y asecha nuestras almas de muy diversas maneras. Es preciso que entendamos que el diablo quiere destruirnos y que tratará de hacerlo por todos los medios que le sean permitidos.

Es necesario que nos sintamos incluidos como parte de los escuadrones de Israel. Las iglesias locales deberían ser verdaderos escuadrones del ejército universal de creyentes.

Una vez que tenemos la perspectiva correcta con respecto a la vida cristiana como un campo de batalla, como un camino y jornada de difícil tránsito, tendremos entonces una mejor apreciación de lo que este Salmo proclama.

En medio de las más difíciles situaciones y pruebas y al enfrentar terribles tentaciones debemos recordar la clase de Dios que tenemos. Él es el Capitán que dirige la batalla y quien dirige a su pueblo a la Victoria.

Específicamente se da este oficio al Hijo de Dios que en el Antiguo Testamento se denomina el Ángel de Jehová, recordemos las palabras de este Ángel a Josué: “…como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró” (Josué 5.14)

Sabemos que únicamente Dios es digno de adoración y Josué se postró ante este “Príncipe Angelical”, lo cual nos lleva a concluir que esta es una aparición de Jesucristo antes de su encarnación para venir como el Mesías.

Todo esto tiene que llenarnos de confianza. Nosotros profesamos fe en Cristo, y Cristo es quien nos guía a la victoria y Cristo es también quien nos sirve como refugio ante los ataques fieros del enemigo.

¿Cómo estás peleando la batalla de la vida cristiana? ¿Tienes bien claro que Cristo es el Señor de los Ejércitos? ¿Entiendes que Él prometió la victoria en base a lo que Él ya logró en la Cruz? ¿En quién te refugias cuando eres atacado por el enemigo? ¿Quién te entrena para la pelea contra el mal?

Todas estas preguntas tienen una sola respuesta. Los cristianos tienen victoria en Cristo y se refugian en Cristo. Solo Cristo venció el pecado y la muerte. Que sea la misma Palabra de Dios la que nos confirme y de ella recibamos aliento, fuerzas y sabiduría para portarnos como valientes soldados del ejército del Señor.

“Quien adiestra mis manos para la batalla…” (Salmos 18.34)

“…en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó” (Romanos 8.37)

“Y ellos le han vencido (al dragón) por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” – (Apocalipsis 12.11)

“… y el Cordero los vencerá, porque Él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles” (Apocalipsis 17.14)

Pero todas estas promesas son para aquellos que puede decir con convicción “Jehová de los ejércitos está con nosotros, nuestro refugio es el Dios de Jacob”

¿Estás del lado correcto en esta guerra? Refúgiate en Cristo y Él será tu defensor. Amén

Pr. Alexander León.

 

Anuncios

2 comentarios to “Devocional 06/12/2013 – Salmos 46.7”

  1. Cuan cierto es, querido Pastor! Con cuánta facilidad nos olvidamos que estamos en una batalla y que el Señor es nuestro capitan a quien servimos y seguimos. Que el Señor nos ayude no solo a recordar esto sino también a vestirnos de la armadura que él ha provisto!

  2. Excelente, necesitaba esta palabra en este mismo momento, pase lo que pase no debemos olvidarnos de nuestro capitán.
    Bendiciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: