LA IGLESIA DEL EVANGELIO SEGUN LA COMPRENSION BIBLICA DE NUESTROS ANTEPASADOS

He querido traducir este breve comentario que apareció en el sitio  “Reformed Baptist Fellowship” , el cual confirma que nuestra comprensión de la iglesia y su membresía, es la misma que nuestros antepasados tenían.

Benjamin Keach (1640-1704)  fue pastor por 36 años de esa antigua iglesia bautista de Londres que permanece fiel hasta nuestros días y que eventualmente llegó a tomar el nombre de Tabernáculo Metropolitano y cuyo pastor más conocido fue Charles H. Spurgeon. Benjamin Keach estuvo también muy involucrado en la Asamblea que trabajó en la Segunda Confesión de Londres de 1677, publicada en 1689.

*******************************************

Antes de que pueda haber orden y disciplina en la Asamblea Cristiana, esta debe haberse constituido regular y ordenadamente como Iglesia, de acuerdo con la institución de Cristo en el Evangelio.

1. Una Iglesia de Cristo, según la Institución del Evangelio, es una Congregación de Cristianos piadosos, los cuales como Asamblea establecida (siendo primero bautizados bajo profesión de fe), de común acuerdo y mutuo consentimiento se dan al Señor y el uno al otro, conforme a la Voluntad de Dios; reuniéndose de forma ordinaria en un lugar, para rendir adoración pública a Dios, entre los cuales, la Palabra de Dios y los sacramentos son fielmente administrados, de acuerdo con la institución de Cristo. 1

2. La belleza y Gloria de la congregación consiste en que todos sean personas convertidas, o piedras vivas, unidos, por el Espíritu Santo a Cristo, Jesús, la preciosa piedra del ángulo, único fundamento de cada Cristiano, y de cada congregación particular,  y de la Iglesia Católica (Universal) entera. 2

3. Toda persona antes de ser admitida como miembro, en tal iglesia así constituida, debe declarar a la Iglesia (o a ella por medio del pastor que ellos designen) lo que Dios ha hecho en sus almas, o sus experiencias de la obra salvadora y de la gracia en sus corazones; y también la Iglesia debe inquirir luego para comprobar satisfactoriamente sus vidas santas y la calidad de sus conversaciones. 3

Y cuando son admitidos como miembros, delante de la Iglesia, deben entrar de forma solemne en una Alianza, para entrar en la comunión de esa Congregación particular, y someterse voluntariamente al cuidado y la disciplina que esto implica 4, y para caminar fielmente con Dios en todas sus santas ordenanzas, y allí tener comunión y adorar a Dios, cuando la Iglesia se reúne (si es posible) y someterse al cuidado del Pastor y del ministerio de la Iglesia:5 El pastor en nombre de la Iglesia da su aceptación a cada persona, y se compromete a atenderles y a cuidarles en el Señor, (luego de que los miembros han aprobado este recibimiento y han aceptado tener comunión con ellos). Así el Pastor les da la mano derecha en señal de compañerismo con la Iglesia.

Una iglesia así constituida debe  asignar un pastor, anciano o ancianos, y diáconos, (no leemos sobre otros Oficiales u Oficios que permanezcan en la Iglesia) y para esto, la clase de hombres que deben ser designados está definida por Pablo a Timoteo y a Tito. Además, deben poner especial atención en que los obispos, líderes, o ancianos, así como los diáconos, posean de forma competente todas esas cualidades; y luego en un día de oración y ayuno, en el cual los han elegido, (sean pastor, etc., o diáconos) y habiendo ellos aceptado el Oficio, han de ser ordenados con oración y con la imposición de manos de los ancianos; habiendo primero probado que tales personas son aptas para este sagrado oficio.

Por lo cual, están muy fuera de orden aquellas iglesias que no tienen pastor o pastores ordenados, al no actuar conforme a la regla del Evangelio, por causa de esta deficiencia.6  – Benjamin Keach, The Glory of a True Church, And its Discipline display’d– (La Gloria de una Iglesia Verdadera y Su Disciplina.)

  1. Hechos 2.41, 42, 43, 44. Hechos 8.14. Act. 19.4, 5, 6. Efesios 1.1, 2 and 2.12, 13, 19. Colosences 1. 2, 4, 12. I Pedro. 2.5. Hechos 5.13, 14. Rom. 6.17. Heb. 6.1, 2.
  2. Rom. 6. 3, 4, 5. I Pedro. 2.4, 5, 6. Efesios 2.20, 21. Col. 2.19.
  3. Salmos 66.16. Hechos 11.4, 5, 6, &c., 23, 24. I Pedro. 3.15. II Cor. 8.5. Jer. 50.5.
  4. Heb. 13.17.
  5. I Pedro. 5.1, 2.
  6. I Tim. 3.2, 3, 4, 5, 6, 7. Tit. 1. 5, 6, 7, 8, 9, 10. Tit. 1.7. Act. 6.6. I Tim. 5.22. I Cor. 9.16, 17.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: