EL AMOR DE LA VERDAD

2 Tesalonicenses 2:10-11
… y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira.

¿Está usted creyendo una mentira?

La mayoría de relaciones en esta sociedad se sostienen por una clase de falso amor que opaca la verdad. Conservaremos a los amigos siempre y cuando no les contrariemos hablándonos al respecto de lo que está mal en sus vidas y por supuesto ellos nos tendrán a su lado mientras nos traten de igual forma. Lo mismo pasa con los novios, esposos, hermanos, iglesias y pastores. En este último caso, la situación es terrible en la actualidad.
En muchas iglesias, los pastores nunca hablarán sobre algo que haga sentir incómodos a los miembros de la iglesia y en otras, los miembros están dispuestos a soportar unas cuantas regañadas y reprensiones expresadas desde el púlpito algún Domingo, pero no aceptarán que el Pastor les hable de las cosas que deben ser corregidas en sus vidas y bueno…, tampoco son muchos los pastores o líderes que están dispuestos a realizar esa tarea, más bien huyen de tal responsabilidad. La labor de correción no se considera parte del amor fraternal, ni de la tarea pastoral. Este es uno de los engaños por los cuales los jóvenes sienten un vínculo tan fuerte con sus amigos, porque estos amigos no les dirán nunca que la ropa que se pusieron no es apropiada para un cristiano, que el vocabulario que están usando no es limpio como corresponde a un creyente, que la música que están escuchando no alaba a Dios, tales reprensiones jamás se esperan de un amigo y mucho menos que alguien se atreva a inquirir con respecto a cómo está la devoción privada: sus espacios de oración y el estudio bíblico personal.

Pero el texto dice, que como muchos no aceptan el amor de la verdad para ser salvos, Dios mismo les envía un espíritu de error para que crean a la mentira. Esto debería hacernos temblar. ¿Estamos dispuestos a recibir el amor de la Verdad, aunque esta no sea grata a nuestros oídos carnales? ¿Estamos dispuestos a recibir el amor de la Verdad aunque esta exponga nuestros pecados y mundanalidad? ¿Estamos dispuestos a amar conforme a la Verdad o preferiremos el falso amor de la perpetua charlatanería, de los besos y abrazos, de hacerse siempre de la vista gorda con el pecado, de solamente decirnos cosas bonitas los unos a los otros?

Esta es la razón por la cual un predicador como Paul Washer no es bien recibido en algunos círculos, él expresa el amor por las almas diciéndoles la Verdad. Les habla la verdad a los ministros del Evangelio (o supuestos ministros) que no están realizando la labor encomendada y él les habla la verdad a todos los que están en peligo de auto-engaño. ¿No es preferible decirles la verdad aunque sea dolorosa que dejarlos en su engaño para recibir condenación? Este es el amor de la verdad.

¿Está usted creyendo una mentira?

Que el Señor nos conceda el amor de Su Verdad.

Anuncios

3 comentarios to “EL AMOR DE LA VERDAD”

  1. Q mensaje o mi señor. oro q haya mil de estas tipos de predicaciones para escuchar y mi deseo es ser como uno de estos hombres q predique solo la verdad en la palabra.

  2. ¡Qué conciso y directo mensaje para todo aquel que esta buscando la Verdad del Evangelio.
    ¿será que querrán ior la Verdad bíblica y ponerla en práctica? O… ¿Sólo se regocijarán por un breve período de tiempo y luego volverán a sus antigua costumbres?

    ¡Qué el Señor nos conceda el Amor de Su Verdad!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: